¿ Música de Sobremesa?... - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

¿ Música de Sobremesa?...

2° Lustro Rev. Foro

¿ Música de Sobremesa ?...                                    

Por: Max Dániel H.

La música ha sido compañera del ser humano desde los comienzos de su historia y es parte inseparable de lo que somos como seres humanos. La música es el arte de combinar los sonidos y los silencios, a lo largo de un tiempo, produciendo una secuencia sonora que transmite sensaciones agradables al oído. En resumen es sucesión de sonidos ordenada de manera que presente un sentido musical que satisfaga al oído y a la inteligencia. La música es un estímulo que afecta el campo perceptivo del individuo; así, el flujo sonoro puede cumplir con variadas funciones, entretenimiento, comunicación, ambientación, etc.

En la mayoría de las bodas o reuniones donde hay música ya en el salón, en nuestra mesa designada, mientras degustamos la comida o la cena, compartimos una alegre convivencia platicando sobre diversos tópicos, y a la vez escuchando música. Puedo asegurar que casi en todas ocasiones se frustra nuestra plática por poner música con el volumen demasiado alto. ¿Qué tanto es demasiado alto? Por simple lógica que en vez de hablar hay que gritar con los que compartimos la mesa, además científicamente está comprobado que un volumen demasiado elevado afecta directamente la tolerancia de los tímpanos. En cambio en un volumen adecuado la música tiene la habilidad de cambiar nuestros estados de ánimo, y puede acompañar la convivencia.

Desde el siglo XVI los más nombrados compositores compusieron música de sobremesa. Durante la comida o reunión tocaban música para deleite de las asistentes delicadas piezas instrumentales, para que los comensales puedan conversar durante el evento. Es cuando la música era un arte y cada nota era como una pincelada de una pintura, además permitía a los asistentes platicar cómodamente.

La música de sobremesa es un conjunto de géneros y estilos musicales que por su sencillez, no suelen requerir de conocimientos musicales elevados. Se reconocen como relacionadas con la "música de mesa" las composiciones "breves" en un volumen no mayor de 50 decibeles.* A mayor volumen ya se considera contaminación acústica, por lo que es dañino, y perjudica bastante los oídos. Una conversación normal (sin gritos) es igual a 40 decibeles.

Si escuchamos sonidos de más de 75 decibeles por un tiempo prolongado, nuestro sistema auditivo comenzará a dañarse provocando que literalmente escuchemos cada vez menos, lo cual tal vez produzca que subamos más aun el volumen, y se acelere el   proceso. La pérdida de audición inducida por el exceso de volumen está comprobado que es algo real.  Se puede evitarlo con un sonido moderado para que se pueda conversar en las reuniones. Los expertos en la salud y en seguridad indican que el nivel máximo de ruido al que puede estar expuesta una persona sin lastimar los oídos es de 75 decibeles.    

No se si se han dado cuenta cuando una persona acaba de escuchar música en alta volumen, luego cuando uno intenta decirle una fracesita, ella responde: "Ahh" y luego pregunta para que uno le vuelva a repetir la frase. Esto se debe a que el volumen alto de la música ha afectado en algún grado los oídos.

Experimenté que en un festejo donde acudí, una señora en mi mesa al no tener otra defensa mejor, puso pedazos de servilleta de papel en los oídos para amortiguar el sonido en exceso de la música y del cantante.

Para dar término a mi tema estimo que durante la convivencia, para la mayoría de nosotros la comunicación interpersonal es más importante que el simple afán de poner a un volumen alto la música

*Decibel es una unidad de medición que permite establecer la potencia de los ruidos, y un buen indicador del riesgo auditivo.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal