¿Acaso se equivocó Karl Marx? - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

¿Acaso se equivocó Karl Marx?

Colección y Consulta

¿Acaso se equivocó Karl Marx?


Por: Albert Djemal

En 1848, hace ciento cincuenta años, Karl Marx redactó en compañía de Federic Engels, el «Manifiesto del Partido Comunista», evangelio que ha sido por muchos años de todos los izquierdistas del mundo que soñaron en un mundo igualitario y sin clases, un mundo sin pobreza extrema que hiere, ni riqueza excesiva que ofende. En su doctrina la expuso en «El Capital» que se publicó en 1867 y en la que profetizó «que el Capitalismo nunca podrá resistir los embates ni el asalto definitivo de la clase obrera agrupada y organizada».


Y ahora que vimos la caída del Muro de Berlín, el desmembramiento de la Unión Soviética y la Liberación de los países de Europa del Este del yugo comunista, el mundo se pregunta: ¿Acaso se equivocó Karl Marx? ¿Acaso fracasó el Comunismo?
Yo opino que no. Yo opino que los que verdaderamente fracasaron fueron los que se apoderaron de la idea comunista, de la teoría de Marx, para implantarlos fuera del lugar adecuado y fuera del tiempo adecuado.
¿Marx con su teoría del comunismo, quería combatir los efectos dañinos, según él, para el proletariado y para los trabajadores de la Revolución Industrial, que amenazaba las fuentes de trabajo y el bienestar de la clase obrera en los países industrializados y que eran en aquellos tiempos Inglaterra, Alemania y Francia. Y fue Lenin y sus camaradas quienes se apoderaron de esta teoría revolucionaria para implantarla en Rusia, país agrícola por excelencia y con muy escasa industria en aquellos años.
En esos tiempos había dos corrientes del socialismo: los «Socialistas reformistas» que propugnaban la toma del poder por los medios parlamentarios y legales, y los «Socialistas Revolucionarios» que incitaban a la violencia y la dictadura del proletariado...
Lenin y compañía optaron por la segunda opción y que llevó al poder no precisamente al proletariado, sino a unos cuantos Dictadores sanguinarios como Lenin, Stalin y Mao Tse Tung que gobernaron con mano de hierro, asesinando y matando a millones de seres humanos. Sin embargo, hay quienes hablan todavía de los éxitos de la Unión Soviética en los campos de la ciencia y de la exploración espacial. Si, pero acaso no hay que preguntarse ¿a que precio se lograron estos éxitos?..
Acaba de salir en Francia el «EL LIBRO NEGRO DEL COMUNISMO» editado por el historiador del comunismo francés Stephane Courteois y que es un compendio de los crímenes de los gobiernos comunistas del siglo XX en el mundo entero. Según los cálculos de Courteois, unos Cien millones de personas fueron asesinadas por los comunistas: 20 millones en la URSS, 65 millones en China, 6 millones en Europa Oriental, 2 millones en el sudeste asiático y unos 150 mil en América Latina...
No hay que olvidar que, aparte de tantos millones de personas asesinadas por los comunistas, hubo otros millones de seres humanos que nacieron y murieron en los países comunistas, sin conocer la palabra Libertad: libertad de viajar, libertad de escoger su trabajo, libertad de escoger donde vivir, libertad de escoger su religión...
Para los convencidos de las bondades del comunismo ruso y de sus éxitos científicos y económicos, aquí va una estadística que ilustra la vida en la URSS durante la era comunista. Bajo el dominio de Stalin y el apogeo del comunismo, que regalaba a los países del Tercer Mundo, millones de pesos en armamentos de todo tipo, había en la Unión Soviética, aunque nadie lo cree, un 4% de tierras en manos de particulares QUE DABAN DE COMER AL 35% de la población del país, mientras que el 96% de las tierras restantes en manos del Estado, no alcanzaba a satisfacer las necesidades alimenticias del resto de la población... con todo y que Ucrania era conocida como el «granero de Europa. La Unión Soviética se vio obligada a vender cada año toneladas de su reserva de oro para comprar toneladas de granos de «los malditos países capitalistas»...
+ +
Pero cuarenta años después del triunfo de la Revolución de Octubre en la Unión Soviética, se volvió a cometer el mismo error, pero esta vez en un país de América, el menos adecuado para implantar el comunismo: Cuba...
Cuba en los años cincuentas, era uno de los países mejor desarrollados de América Latina y con el más alto nivel de vida según la UNESCO. En Cuba no había miseria extrema, no había gente que moría de hambre, no había descalzos como en otros países del continente. En Cuba no había analfabetismo o muy poco. La educación era obligatoria y gratuita; había gente que estudiaba hasta dos o tres carreras. Había servicio de salud tan bien organizada que por una cuota mínima anual se daba servicio de atención médica a toda la familia. Y aunque de vez en cuando surgían dictadores, había libertad. La gente podía viajar, trabajar y vivir como quería.
Pero llegó Fidel Castro Ruz... que quería salvar a Cuba de la tiranía de los dictadores de opereta que desfilaban por la Isla... y se plantó como el dictador más sanguinario que todos sus predecesores. Quería liberar a Cuba y mató la libertad en Cuba. Decía que La Habana era el prostíbulo de Estados Unidos e hizo de toda Cuba el prostíbulo del mundo entero ya que, del mundo entero van los turistas a aprovechar los servicios sexuales de las «jineteras» que deambulan por el malecón de La Habana y en todas las calles y hoteles de la isla caribeña. Fidel Castro y su camarilla siguen echando la culpa al bloqueo de los Estados Unidos por no poder darle al pueblo más que un poco de arroz y frijol para sobrevivir.
Otras comparaciones y ejemplos:
Las dos Alemanias la Occidental, un emporio económico y financiero y la del Este, después de diez años de la reunificación, no logra salir de la miseria en que la dejó el comunismo.
Las dos Coreas: la del Sur, gran potencial industrial y uno de los Tigres del Sureste asiático y la del Norte muriéndose de hambre y pidiendo limosna al mundo para dar de comer a sus habitantes; gracias a medio siglo de comunismo...
Las dos Chinas: la continental, que apenas está despertando de su letargo de medio siglo de comunismo y la «otra China», Taiwan, donde se establecieron los chinos que salieron huyendo del comunismo después de la derrota de Chang Kai-Chek a manos de Mao Tse Tung, es actualmente uno de los países más ricos del mundo y con las más altas reservas de divisas fuertes.
+ +
¿Querrá decir ésto que Karl Marx se haya equivocado o que el comunismo haya fracasado?....
No lo creo. Y no lo creo porque estoy seguro que mientras la mitad de la población del mundo vive por debajo del nivel de la miseria y millones de niños y adultos se mueren de hambre, insalubridad y falta de atención médica, el COMUNISMO sigue vigente, pero no el comunismo que conocimos en los últimos 80 años bajo la tiranía de Stalin, de Mao, de Fidel Castro y muchos otros de la misma calaña: sino un comunismo con rostro humano y que respeta la dignidad humana, la libertad del hombre y sus derechos, sin temor a la tortura y a las cárceles por disentir con los líderes. Un comunismo que logra eliminar la pobreza extrema que hiere y la riqueza excesiva que ofende... entonces le daremos la bienvenida a este nuevo comunismo, aunque los políticos lo bautizarán con otro nombre.

Para entonces, yo también me afiliaré a este nuevo comunismo.
Yo también me vuelvo comunista. ¡Lo prometo!


Regreso al contenido | Regreso al menu principal