¿Hacia dónde va México? - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

¿Hacia dónde va México?

2° Lustro Rev. Foro

¿Hacia dónde va México?

Por: León Opalín   Oct/2011


El 7 de octubre pasado dio inicio formal el proceso de las elecciones federales  del 2012, el cual se estima enfrentará un camino sinuoso dada la limitada credibilidad que tienen frente a la ciudadanía las personas que han manifestado su intención  de contender en los próximos comicios y la de los propios partidos. No  obstante que el IFE asegura que las elecciones se llevarán a cabo con transparencia y paz, su debilitamiento "por la desciudadanización del mismo y la aparición de cuotas  partidistas, buscando introducir en su seno a funcionarios para que velen  por los intereses de las distintas corrientes partidistas", dificultarán que su desempeño sea transparente y eficiente; para nadie es un secreto que las pugnas políticas  en el Congreso han derivado en que por más de un año haya quedado  paralizada la designación de tres consejeros del IFE.

La existencia de varios aspirantes a la presidencia en los principales partidos ha acentuado la división interna de los mismos. Se han adelantado las campañas de diferentes aspirantes a la presidencia y a otras posiciones de representación popular   en la que predominan las descalificaciones, en vez de la presentación de programas de corto y largo plazo para reactivar el desarrollo del país que enfrenta graves rezagos económicos, políticos y sociales y una explosiva violencia que pone   en riesgo la seguridad nacional.

En el PRI sus integrantes ya dan por hecho su regreso a la presidencia; de acuerdo a diferentes encuestas, Enrique Peña Nieto (EPN) supera con gran margen al otro aspirante de ese partido, Manlio Fabio Beltrones (MFB) y a los posibles contendientes   de otros partidos. EPN trata de proyectar una imagen de renovación; empero, en el medio político es evaluado como "un dinosaurio joven", sin una propuesta estructurada de lo que podría ser su programa sexenal; por su parte, MFB, experimentado   político, considera que "lo primero es definir que país quiere el PRI", además plantea que para el próximo gobierno funcione, se precisaría formar un gobierno de coalición a fin de facilitar acuerdos entre el Legislativo y el Ejecutivo.   La dificultad principal para establecer un gobierno de coalición es que ello demanda la creación de programas comunes de acción de las fuerzas políticas dominantes en el Congreso y de la existencia de una gran cultura cívica y política   de los diferentes actores, condiciones que en la coyuntura no existen. En este sentido, la experiencia que se tuvo en México en la materia a nivel de tres gobiernos Estatales en el último año, terminó en un simple relevo de fracciones y no   en una transición democrática.




En el PAN la lucha por la nominación a la Candidatura presidencial se centra en tres aspirantes. De acuerdo a las encuestas, quien lleva la delantera en las últimas semanas es Josefina Vázquez Mota (JVM) quien busca aprovechar su ventaja de género; sin embargo, analistas políticos la evalúan con un perfil lejano  al de un estadista; asimismo, su declaraciones frívolas, que destacan que usa ropa y calzado de marca, le dan imagen de insensibilidad social frente a un electorado que ha visto   deteriorado su ingreso o está desempleado.


En el PRD los dos aspirantes a la candidatura presidencial han modificado su discurso beligerante de una izquierda trasnochada y anacrónica y aunque ambos han convenido en que el método de elección interna para la candidatura sea una encuesta    y "el ganador sería el que se encuentre mejor posicionado"; no obstante, el divisionismo existente entre sus seguidores, conlleva el riesgo de ruptura y que cada uno compita como candidato apoyado por estos últimos.

En este marco, el vencedor en la carrera presidencial tendrá que tener una gran voluntad política no sólo para llevar a cabo las reformas estructurales anunciadas ya en administraciones previas, sino para hacer una transformación integral    consensuada de la estructura y el rumbo que el país requiere para prosperar. Entre otras cosas se precisa acabar con los monopolios existentes que ahogan "las iniciativas empresariales y lastiman los bolsillos de los consumidores; asimismo, realizar    una reforma política que reactive el estancado proceso democrático, que es rehén del Congreso. Se necesita combatir a los líderes sindicales corruptos que han secuestrado a empresas e instituciones en detrimento del avance económico.  También   es vital que prosiga el combate a la delincuencia organizada con una estrategia que deseche falsos nacionalismos y tenga en cuenta lo globalizado de sus actividades, lo que implicará que las autoridades judiciales del país se coordinen  más estrechamente   con las de otras naciones, particularmente con las de EUA.

El futuro de la gobernabilidad, la paz social y el desarrollo económico de México demandan que la nueva administración que emane del próximo proceso electoral tenga la voluntad política para conducirse con responsabilidad, transparencia    y efectividad que beneficie a todos los ciudadanos; que tenga claro que funcionarios públicos y políticos no son propietarios de México, si no servidores del país.







Regreso al contenido | Regreso al menu principal