Aristarco - Intelecto Hebreo

Son las:
04/07/2018
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Aristarco

2° Lustro Rev. Foro

Aristarco

Por: Jacobo Contente
Marzo 2012
 
Uno de los más destacados astrónomos y matemáticos griegos que existió del 310 al 220 antes de nuestra era; siendo el primero -que se conozca- en proponer el modelo heliocéntrico del Sistema Solar.

 Sabio originario de Samos, fue discípulo de Estratón, jefe de una de las escuelas fundadas por Aristóteles. El valor de las hipótesis de Aristarco de Samos, llegaron a nuestros días por otras referencias -que después de su muerte- fueron hechas por otros autores. Se dice que fue un concienzudo observador de los solsticios y equinoccios, actividad que lo llevó a una correcta interpretación del movimiento de la tierra alrededor del sol; incluso dedujo que la órbita terrestre debería tener una inclinación para explicar los cambios de estación.

 Como siempre ocurre en la historia de la humanidad, estas hipótesis surgidas de una mente privilegiada y a destiempo de su época, Aristarco recibe muchas críticas y hasta se le tacha de impío; pero el tiempo, al igual que otros observadores y científicos, le daría la razón con su teoría heliocéntrica, además de algunas medidas de distancia y tamaños de objetos en el universo, gracias al empleo de la trigonometría.

 Entre otras cosas explicó los movimientos de rotación y traslación terrestres, y como mencionamos, la inclinación de su órbita. Debido a los instrumentos que existían en su época, la deducción de los tamaños y distancias del Sol y la Luna respecto al planeta tierra, tuvieron un gran margen de error, pero pudo afirmar que el Sol, era una de tantas estrellas de las que se observan desde la tierra.

 
Lamentablemente estas revolucionarias ideas astronómicas para su tiempo no serían universalmente aceptadas, pues el Geocentrismo de Ptolomeo prevaleció hasta el siglo XVI; tendrían que transcurrir unos mil setecientos años, para que esos primeros planteamientos Heliocéntricos de Aristarco, se tomaran como una alternativa consistente.

 Aunque el legendario Aristarco de Samos no lo sabía, las bases de sus hipótesis y afirmaciones, servirían a muchos observadores del siglo XIX y XX, quienes ajustaron sus comprensibles errores y fijaron las bases hacia los 3 elementos modernos que ahora rigen esta y otras ciencias, como son: la materia, la energía y el espacio.






Regreso al contenido | Regreso al menu principal