Carlos Chapat Behar - Intelecto Hebreo

Son las:
04/07/2018
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Carlos Chapat Behar

Colección y Consulta
Carlos Chapat Behar
Por: Jacobo Contente

Originario de Querquislia, Turquía (8 de septiembre de 1893), fungió como maestro en su Comunidad, en compañía de los señores José Bembassat y Ely Bemaras, quienes sin saberlo en ese entonces  marcarían un capítulo importante en otra lejana Comunidad,  la Sefaradí de México.

Llegó a México el 8 de septiembre de 1924. Tanto en Turquía como en México, procuró estar unido a sus tradiciones, por lo que, junto con otras personas de origen balcánico, insistieron en que la idea de crear una comunidad de sefaradíes en México, no fuera sólo un sueño. Mientras tanto su modus vivendi dependía de un  negocio de ropa en el mercado Juárez de la Ciudad de México.

Para mediados del año 1941, cuando ya había una organización y un reconocimiento oficial de "La Fraternidad", cuyo nombre cambió en 1943 a "Unión Sefaradí",  se le acercaron altos miembros de la misma a solicitar su colaboración formal en la organización y realización de edificar un Templo, ya que los servicios hasta ese entonces, se hacían en lugares alquilados, entre ellos un templo protestante situado en la calle de Gante No. 5. Con gran esfuerzo de todos los voluntarios que abrazaron la idea de construirlo, lograron en 1942 poner la primera piedra de la Sinagoga que se llamaría Rabí Yehuda Haleví.

A partir de esos momentos su valiosa actividad fue contratada, surgiendo el primer puesto de  Secretario Ejecutivo de la Comunidad, que ocupó hasta su fallecimiento en esta ciudad de México, el 14 de febrero de 1961. Su desempeño trascendió entre los dirigentes voluntarios y los socios de la Unión Sefaradí, pues no  sólo se limitó a cumplir con sus funciones de Secretario, sino que abarcó todos los servicios sociales que se realizaban en rezos y fiestas, e incluso se dio a la tarea de formar el primer coro infantil con que contó el Templo de Monterrey, que independiente a los cánticos de Shabat, también alegraban las bodas que se celebraban. Como dato curioso es digno de mención, el que una gran cantidad de esos jóvenes (niños y niñas) cantores, en su adultez llegaron a destacados puestos de dirigencia comunitaria.

Fue tal el amor de Chapat Behar a la Comunidad, que ideó y realizó a través de los años, varias medidas prácticas para un mejor desempeño y atención a socios en fiestas y momentos tristes; incluso con mucho esfuerzo realizó a mano, el primer calendario Judeo Gregoriano de la Unión Sefaradí de México, con duración de 40 años adelantados (de 1948 a 1989 / 5708/5749), mismo que hasta la fecha se conserva con admiración en el Archivo Histórico comunitario.

Askán como él, es necesario y justo rememorar para las futuras generaciones, pues independiente a haber sido empleado de la Comunidad, siempre se excedió en sus obligaciones creando con los demás directivos, formas administrativas más eficientes, orden y calidez en los oficios religiosos, trato amable hacia otras instituciones y a socios comunitarios; actuaciones que por lo menos en los primeros 20 años de existencia comunitaria, distinguieron al sefaradismo mexicano.
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal