De las tinieblas a la luz - Intelecto Hebreo

Son las:
04/07/2018
Vaya al Contenido

Menu Principal:

De las tinieblas a la luz

Colección y Consulta

De las tinieblas a la luz


Por: Manuel Levinsky


El levantamiento del Ghetto de Varsovia no fue el único caso de resistencia activa contra los nazis en Polonia. La sublevación armada judía también se registró en Treblinka, Sobibor, Bialystok, Vilna, Cracovia y otros lugares. El plan alemán para aniquilar a los sublevados fue preparado meticulosamente  Los objetivos de estos levantamien serán comprendidos cuando el pueblo judío -particularmente sus futuras generacio sientan y comprendan que el espíritu que animaba a los combatientes es parte integral e inseparable del espíritu eterno que mantie en nuestro pueblo, la vida y la actividad, el don de creación y el optimismo, a pesar de todas las amarguras y todos los sufrimientos.
Los alemanes engañaban a las vícti despertándoles la falsa esperanza de que se les enviaría a centros de trabajo. Dichos lugares eran campos de concentración con sistemas de aniquilamiento, cámaras letales y hornos crematorios. Los judíos fueron conducidos desde varios ghettos a esos mataderos; pero al mismo tiempo, muchos eran concentrados en Varsovia para hacer creer al mundo exterior que los alemanes sostenían la vida judía en una gran comunidad agrupada en la capital. Ya cumplidos todos esos pasos, comenzó en julio de 1942 la gran deportación en masa de Varsovia a los campos de exterminio. De los tres millones y medio de judíos que se hallaban en Polonia al estallar la guerra, sólo sobrevivieron algunos cientos de miles y de ellos 40,000 en el Ghetto de Varsovia. El levantamiento fue como un grito de desesperación nacional pero también la afirmación de la fe inconmovible en la dignidad y continuidad de nuestro pueblo, tan admirablemente represen por la colectividad judía polaca.
 Aunque la sublevación hubiera sido tan sólo un reflejo del martirio de la judeidad polaca, únicamente ésto merecería que se mantuviera vivo su recuerdo, como el de uno de los hechos más sublimes de nuestra larga y trágica histo Pero El Levantamiento del Ghetto de Var fue mucho más, este heroico aconteci hay que observarlo desde el punto de vista de la destrucción de seis millones de judíos.
Considerables sectores de las comunidades judías de Europa, cientos de miles de judíos de Bélgica, Holanda, Francia, Alemania, Austria, Hungría, Italia, Yugoslavia, Grecia y Noruega fueron sistemáticamente deportados a Polonia, para facilitar a la raza "amo" teutona, el asesinato en masa.
Cuando leo hoy la lista de los héroes del Levantamiento del 19 de abril de 1943, me estremezco de emoción. Muchos de ellos jóvenes de apenas 19 y 20 años, como el comandante del Ghetto de Varsovia, Mordejay Anielevich, cuyo monumento se levanta en el kibutz Yad Mordejay a la entrada del desierto del Neguev, de Aarón Liebeskind, de Itzjak Goldstein, de Shlomo Alterman, de Rivka Glantz y de aquel joven de apenas 15 años, Eliezer Gueller, cuya carta escrita antes de ser asesinado por los nazis conmovió a los miembros del parlamento israelí, donde fue leída por su primer Presidente, Yosef Sprinzak que decía... "Continúo mi juego de amor con la muerte y creo que me casaré con ella..." Estos héroes me hacen comprender que el paso del tiempo no empalidece el recuerdo del más trágico período de nuestra historia, sino que, por el contrario, la aumenta con fuerza y gloria.
Muchos de los sobrevivientes de aquella trágica etapa encontraron refugio en el Estado de Israel. Sus hijos ya son sabras y todo este haz luminoso de energías y de sangre heroica, forman parte del rico patrimonio humano de Israel. Ellos han contribuido al engrandecimiento de un Estado que cumple hoy 47 años de vida.
Este país surgió de la agonía de la guerra en la cual una tercera parte de su pueblo fue sacrificado. Su deseo de supervivencia lo ha llevado a vencer innumerables obstáculos y hoy es una espléndida realidad.
Los rescatados de la obscuridad de los ghettos, de las persecuciones y vejaciones han encontrado aquí la luz de la libertad.

Ellos, los héroes de los ghettos sublevados, han pasado de las tinieblas a la luz.



Regreso al contenido | Regreso al menu principal