Dos Exposiciones en Bellas Artes - Intelecto Hebreo

Son las:
04/07/2018
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Dos Exposiciones en Bellas Artes

2° Lustro Rev. Foro

Dos Exposiciones en Bellas Artes

Por: Sara Zaidman

En el mes de agosto se presentaron dos magnificas exposiciones en Bellas Artes, una, la del expresionismo Alemán,  y la otra de Edward Munch, a la cual me voy a referir.

Edward Munch (1863-1944) nació en una región de Noruega caracterizada por largos períodos de frío y oscuridad. Al igual que otros artistas y simbolistas de esa época rechazó los efectos de la luz sobre el mundo exterior y miró hacia el interior para explorar temas de amor y celos, soledad y ansiedad enfermedad y muerte. Su experiencia personal fue una fuente constante de motivos artísticos.

La pintura, el dibujo y el grabado, fueron técnicas que investigó una y otra vez a lo largo de su trayectoria, y el grabado le resultó propicio, ya que podía guardar sus placas.

Edward Munch decía que en la pintura había que desarrollar un recurso por medio del cual fuera posible examinar la conciencia y captar las claves del universo interno. "La obra de arte procede del alma del hombre, de la profundidad de su ser"

Para él los temas no se agotaban en la pintura, por eso su obra es una y todas a la vez    "Yo no pinto lo que veo,  sino lo que vi"   Lo que significaba que sus obras descansaban en su memoria, en la activación del recuerdo.

Uno de los eventos que quedó guardado en su memoria fue la muerte de su hermana Sophie y así fue como experimentó el efecto emocional en el grabado. También su creación encontró temas de la mujer el amor y la sexualidad, para él la mujer era un ser sensible, pero indiferente, vinculada algunas ocasiones con la virtud y en otras con el vicio, debatiéndose entre la belleza y la sensualidad.

Para  Munch no había expresión  sin  transformación  con  los estados de ánimo más  Inquietantes, llegó a sufrir una crisis nerviosa caracterizada por la experimentación de alucinaciones y ataques de paranoia y en 1908 fue internado en una clínica psiquiátrica de Copenhague. Su particular estilo de vida y su  adicción al alcohol lo mantuvieron en un permanente estado de depresión hasta su muerte.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal