El Eclipse de Dios - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

El Eclipse de Dios

Colección y Consulta

El Eclipse de Dios


Por: Bill Landau

Martín Buber es sin lugar a duda el filósofo judío más importante del presente siglo y uno de los existencialistas más preclaros. Su obra "El Eclipse de Dios" nos permite tal vez experimentar la belleza definida, como aquella sensación a través de la cual podemos encontrar la serenidad, la calma, así como entender lo trascendente.
El tema que unifica a "El eclipse de Dios" es el hecho que el pensamiento moderno con su subjetivismo, materialismo y nihilismo ha bloqueado el acceso a lo transcendental, resultando en una ceguera espiritual a la presencia de Dios.
Dios para Buber está más allá del rito y la plegaria, es el Dios del Baal-Shem-Tov hasídico, está principalmente en la relación con el Tú (con mayúscula).

El centro para Buber de toda religiosidad genuina (que no necesariamente se puede observar bajo prácticas religiosas comunes) es la apertura diaria a las relaciones dialógicas con un absoluto y eterno TU. Es decir, en la medida que en nuestras relaciones importantes exista la mutualidad, la absoluta e inmediata presencia estaremos creando la experiencia del YO-TU en contraposición del YO-ESTO.
Para Buber no es posible el insight, ni la relación ni el conocimiento, si no existe una confrontación inmediata y directa con el TU de la otra persona. Este concepto va más allá de la apreciación de la OTREDAD, término postmoderno de tolerancia y aceptación. El TU que encuentro no es meramente un objeto, es un sujeto con derecho propio que confirma el YO al ser reconocido.
En análisis existencial, en alguna ocasión, pude entender lo que Buber decía cuando una persona hizo la observación que en el amor que sentía por su pareja sentía la presencia de Dios. Donde el Yo y TU en cuanto directamente se abordan entre ellos se encuentran unidos en una unión simétrica pero manteniendo sus individualidades. En contraste la relación TU-ESTO el Yo meramente observa o usa al otro buscando poder y supremacía.
Pasando al área social y en la problemática que nos aqueja más directamente en nuestro país, donde existe según el historiador Enrique Semo una guerra civil "lite" con inseguridades físicas cada vez mayores, corrupción y narcotráfico, el viejo régimen de poder y supremacía, donde la relación gobierno-pueblo es de un estilo Buberiano TU-ESTO, está dando paso (con crisis consuetudinarias) a una relación TU¬YO más democrática.
Lo anterior es un esfuerzo -no tan prudente- pero esfuerzo al fin de correlacionar filosofía y política, esta última precariamente definida "como la ciencia de lo posible".
Buber insiste que no le quita valor a las relaciones YO-ESTO que son requeridas para las habilidades prácticas y para los logros científicos , pero según el filósofo la modernidad amenaza con saturar la apertura que precondiciona la realización personal y el bien social.
Es en cuestiones del espíritu donde este tipo de relaciones se vuelven fatales, pues según Buber, la base de una auténtica experiencia religiosa es en el encuentro revelador entre un ser humano integro y el OTRO único al que Buber llama el TU eterno.
Los ritos religiosos desprovistos de humanismo y la combatividad fundamentalista por tierra y "lugares Santos", solo pueden eclipsar -dejando a un lado la ética- a una profunda experiencia de Dios.
Buber enfrenta al "Dios Muerto" de Nietzsche en la edad contemporánea simboliza-do por Auschwitz. Según el escritor Daniel Jonah Goldhagen autor del libro "Hitler's Willing Executioners" (Los verdugos voluntarios de Hitler) Alemania -durante el período nazi- estaba poblada por personas  animadas por creencias sobre los judíos que los llevaron a consentir a las ejecuciones masivas de judíos.
El estudio de los asesinos, especialmente de los batallones de policía, grupo representativo de los hombres alemanes y por lo tanto indicativo de lo que los alemanes comunes pensaban sobre los judíos, reevalua al Holocausto desde una nueva perspectiva, no sólo desde los grupos nazis de poder, sino del antisemitismo virulento de toda la sociedad alemana de esa época.
El autor sugiere que los nazis fueron los más profundos revolucionarios de los tiempos modernos. Fue sobre todo una revolución cognoscitiva y moral que revirtió los procesos de la sociedad occidental contemporánea. Fue una revolución con dos tendencias, la primera destructiva, en contra de toda la civilización y otra constructiva (eufemísticamente) en la idea de crear un nuevo hombre, un nuevo régimen para toda Europa y el mundo.
Fue primariamente una revolución de las conciencias inoculando a los alemanes con una nueva ética. Fue la revolución más brutal y bárbara, pues pretendió destruir todos los valores y derechos humanos de toda la historia y particularmente desde la Ilustración con el establecimiento del sin equanon campo de concentración y exterminio.
Si el Dios de Nietzsche murió en Auschwitz, el de Buber afortunadamente solo se ha eclipsado en la actualidad, pero el ataque a los derechos humanos, el ansia de poder y los mitos religiosos destructivos, nos alejan de una experiencia de lo divino por la ausencia del concepto existencial YO-TU.

BIBLIOGRAFIA
1.- Buber, Martin. Eclipse of God; Humanities Press International, Inc. 1988
2.- Goldhagen,Daniel Jonah. Hitler's Willing Executioners; Vintage Books,inc. 1997




Regreso al contenido | Regreso al menu principal