Estatutos para un matrimonio feliz - Intelecto Hebreo

Son las:
04/07/2018
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Estatutos para un matrimonio feliz

Colección y Consulta

Estatutos para un matrimonio feliz


Por: Bertha Neuman

Tuve la buena fortuna de leer una serie de tres libros llamados Conversaciones con D-os, escrito por el autor Neale Donald Walch, que me han ayudado a crecer espiritualmente y a entender cual es el sentido de mi vida.
En el último tomo el escritor nos relata los estatutos que elaboraron entre él y su futura esposa Nancy, pidiéndole a su Ministro los pronunciara en la ceremonia nupcial. Me atrevo a transcribirlos y recomendarlos a las parejas presentes y futuras, porque estoy convencida que nunca nos concientizamos de la gran responsabilidad que implica el matrimonio y/o que más debemos tener presente.
En el caos que vivimos en estos tiempos pareciera que se nos han borrado los valores morales y la seriedad que implica el contraer matrimonio. La mayoría de los jóvenes que se deciden a formar una pareja, lo deciden con ligereza al pensar: ¡Bueno, si no me va bien pues me divorcio!... sin pensar en los hijos que han procreado. Por ello, el gran número de divorcios en nuestros tiempos.
Les transcribo lo que Neale y Nancy redactaron, pensaron y concientizaron, algo que prometieron cumplir y que espero les pueda ayudar.

1.- La ceremonia de matrimonio, hace aún más poderoso y público el amor mutuo de la pareja; se avisa de su verdad y declara su decisión de vivir, compartir y crecer juntos. Será un recordatorio de su propio vínculo amoroso.
2.- Con la unión matrimonial no se busca obtener factores de seguridad personal o de posesión, sino más bien se busca el dar al otro todo lo que pueda necesitar en la vida. Todos los valores que residen dentro de uno; esos regalos que nos ha dado la vida, darlos a nuestra pareja con mayor abundancia.
3.- No pretendamos con la unión limitar, controlar, obstaculizar o restringirse mutuamente de cualquier expresión verdadera y celebración honesta, de eso que es lo mejor y lo supremo de nuestro interior; amor a D-os, a la vida, a la gente, a la creatividad, al trabajo o cualquier aspecto de su ser que los represente genuinamente y les proporcione alegría. Ese sería el más firme acuerdo a conservar.
4.- El matrimonio no se debe considerar como algo que produce obligaciones, sino algo que proporciona oportunidades para crecer, para conseguir una autoexpresión plena, para elevar la vida a su potencial más alto y para sanar cualquier pensamiento falso o idea pequeña que hayan tenido sobre ustedes mismos.
5.- Esta unión, es un viaje a través de la vida en donde se comparten la autoridad, las responsabilidades, las cargas y las glorias. Un viaje dentro de una estructura física y a la vez simbólica, que se llama matrimonio.
6.- La pareja siempre deberá recordar que ni la religión, ni ningún poder que haya investido al Estado, puede declarar o mantener, lo que sólo dos corazones y sólo dos almas pueden hacer real; el declararse marido y mujer.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal