Feminismo y sus orígenes PIII - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Feminismo y sus orígenes PIII

2° Lustro Rev. Foro

Feminismo y sus orígenes
(Tercera Parte)


Por: Dafna Opalín

"… Es en este momento que la Iglesia establece dos instituciones que llegarán a 'normalizar' y a encerrar a las mujeres en la familia: la Inquisición y la nueva Legislación Familiar que hace del sujeto femenino, una incapacitada jurídica".


En cuanto a la Inquisición, ésta mandó a la hoguera a miles de mujeres bajo los cargos de hechicería, acusaciones que atacaban a estas "brujas" de atentar contra la potencia sexual de los hombres, su poder reproductor, además de trabajar por la exterminación de la fe. Por otro lado, ya que los teólogos limitaron a las mujeres a sus funciones reproductoras, el aborto se consideró un crimen, por lo que muchas comadronas de estos tiempos fueron acusadas y quemadas vivas puesto, que en caso de emergencia, ellas optaban por sacrificar la vida del producto antes que la de la madre. Sobre estos hechos, Francoise d'Euabonne escribió: "Habrá que esperar al siglo XX y a la histeria hitleriana para asistir a otro genocidio de estas dimensiones".
Por su parte, la nueva Legislación Familiar significó la muerte civil de las mujeres dentro del núcleo familiar y de la sociedad, ya que se les privó de todos los derechos administrativos, de los bienes familiares aún en caso de locura del esposo, y se les excluyó de los negocios, reservando estas funciones a los hombres. Asimismo, se estableció definitivamente el patronímico con el objeto de favorecer los trabajos administrativos.
Pese a los intentos por parte de la Iglesia y de la monarquía de reprimir a las mujeres, voces femeninas se elevaron para protestar, como la de Cristina de Pisan (1364-1430), quien abogó por una verdadera educación para las mujeres que les permitiese asumir sus responsabilidades, especialmente en caso de viudez; detalló las necesidades educativas respectivas de las princesas, de las propietarias de grandes dominios, de las esposas de comerciantes, de artesanos y de campesinos. Cristina de Pisan desarrolló dos temas esenciales que más tarde se amplificarán en el pensamiento feminista: las necesidades de la educación de las niñas y la aspiración a una sociedad pacífica.

RENACIMIENTO
"Finalmente, en el siglo XVI, la mujer casada se convierte en una incapaz, y todos los actos que hará sin estar autorizados por el marido o por la justicia, serán radicalmente nulos. Esta evolución refuerza los poderes del marido, que termina por ejercer una especie de monarquía doméstica". (1)
Desde fines del siglo XV, el tratado de "Ménagier de París" (1498), define la nueva ética que debe seguirse para la educación de las niñas: éstas deberán ser preparadas para sus futuros papeles domésticos, en que todo se hará para comodidad del esposo (2). Asimismo en Inglaterra, una proclamación hecha en 1547, prohíbe a las mujeres "reunirse entre ellas para charlar y hablar" y ordena a los maridos "retener a sus esposas en casa" (3).
Entre la prohibición del acceso en las universidades, las acusaciones dentro de las profesiones de comadronas, médicos y herboristas durante la época de la Inquisición, la cancelación de los derechos familiares y administrativos, y el despojo de las responsabilidades en los gremios y en la gestión de las ciudades, poco campo de trabajo es el que les queda a estas mujeres, quienes ahora también deben de luchar contra la mala paga, ya que para el siglo XVI, no recibirán más que la mitad del salario que gana un hombre. Por todas estas razones es que la mayoría de las damas de las clases medias adoptaron el modelo de domesticidad definido por la ética burguesa: repliegue sobre la familia y sus funciones dentro de ésta, recurso al esposo para las tomas de decisiones, y la exclusión de todos los asuntos públicos.
Refugiadas en la familia, las mujeres de la clase media no tienen siquiera la compensación de ver reconocidas sus producciones científicas o artísticas, puesto que las que tienen estas cualidades, trabajan en casa para sus padres, esposos o hermanos, tal como es el caso de Margarita van Eyck, quien pintaba una parte de los cuadros de sus hermanos, únicos que pasaron a la historia (1390-1441). Sólo en Italia que desde el siglo VIII recibieron la influencia de la cultura musulmana, se mantuvo la tradición feminista, por lo menos en el plano cultural: Lucrecia de Borgia, Isabel de Este, Ana María Ardoni, Sofonisba de Cremona, Lavinia Fontana de Bolonia, Poperzia di Rossi.
Para la monarquía, la historia es un poco diferente, pues las reinas demostraron ser tan capaces como los reyes: Isabel de Castilla (1451-1504) trabajó por la unificación de España sin la ayuda de su esposo, y junto con sus compañeras creó escuelas, hospitales y conventos. También Margarita de Navarra (1492-1549) trabajó por la paz y fue una escritora conocida; Isabel Tudor (1533-1603) estableció la preponderancia de Inglaterra sobre los mares. Y las heroínas como Juana de Arco (1412-1431), nacida de una familia campesina tuvo el valor de actuar como si no existieran limitaciones a los papeles femeninos, acto que la sociedad patriarcal le hizo pagar muy caro.
También se buscaron formas para continuar con la educación de las niñas, como Ángela de Merici de Brescia, quien en 1537 fundó una institución destinada a las muchachas desocupadas, huérfanas o solteras. En Francia, María de Gournay (1566-1645), hija adoptiva de Montaigne, publicó el tratado sobre "La igualdad de los hombres y de las mujeres" y "El dolor de las damas", iniciando una revuelta en contra de la condición a la que se había reducido a las mujeres de su tiempo: "a quienes todas las buenas cosas están prohibidas, para quienes la libertad les es prohibida y a quienes todas las virtudes le son negadas".
Así, el feminismo cobra auge con la aparición del renacimiento.

Continuará...


(1)Pierre Petot, "Sociologie Comparée de la Famille Contemporaine", París 1975.
(2) Nina Epton, "The french and the love", Londres 1959.
(3)Sheila Rowbotham, "Resistance and Revolution", Nueva York 1972.




Regreso al contenido | Regreso al menu principal