Hasday ibn Shaprut - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Hasday ibn Shaprut

2° Lustro Rev. Foro

Hasday ibn Shaprut

Por: José Kaminer Tauber

Hasdai Abu Yusuf ben Yitzhak ben Ezra ibn Shaprut (en hebreo: חסדאי בן יצחק בן עזרא אבן שפרוט, Hasdai ben Yitzhak ben Ezra ibn Shaprut; en árabe: حسداي بن شبروط, fue un médico y diplomático judío de Al-Andaluz (s e conoce como al-Ándalus (árabe الأندلس) al territorio de la Península Ibérica bajo el poder musulmán durante la Edad Media.
Su padre, Ishaq ben Ezrá ibn Shaprut, fue un hombre rico y piadoso, que incluso ejerció el mecenazgo con artistas judíos de su comunidad local y fundó una sinagoga en la almaja hebrea. Aunque sus estudios primarios Hasdai los cursó en Jaén, todavía siendo joven marchó a Córdoba, seguramente con motivo de las actividades económicas de su padre.
En su juventud, Hasdai aprendió hebreo, árabe y latín, además dominaba la lengua  romance, que era el incipiente castellano. Estudió también medicina y fue médico del califa Abderramán III (912-961) y gracias a sus cualidades llegó a ser uno de sus principales consejeros, cargos que continuó con su hijo, el califa Alhakén II. Aunque nunca llegó a recibir el título oficial de visir (ministro), sus funciones eran similares a las de un ministro de asuntos exteriores actual y supervisaba las aduanas en el puerto de Córdoba. De hecho ostentó el cargo de Nasi, una especie de "principado" como el responsable de las comunidades judías de al-Ándalus. Estableció alianzas entre varias  potencias, y se encargó de recibir embajadas.


Sus labores judías

Hasdai intervino ante la emperatriz Elena Lecapena, hija del emperador bizantino Romano I Lecapeno en defensa de una comunidad judía del sur de Italia que el emperador quería obligarlos a convertirse al cristianismo.
Mantuvo relación con varias escuelas rabínicas de Oriente, y fomentó los estudios rabínicos, nombrando a un director de la yeshiva (academia) de Córdoba, y consiguiendo de esta manera que el pensamiento judío de Occidente se independizase de la influencia babilónica y llegara a convertirse en el epicentro del saber judío a nivel internacional. Su figura marca el principio de la floreciente cultura judía andalusí. Estimuló el estudio de la literatura hebrea, y apoyó a intelectuales. Para varios historiadores fue uno de los principales impulsores de la Edad de oro de la cultura judía en España.
La historia de los Jázaros llamó la atención de este famoso médico y diplomático judío Hasdai ibn Shaprut. Él estaba asombrado e inspirado por lo que aprendió sobre este pueblo. Después de enterarse de mensajeros bizantinos que español conocido como Jázaria fue gobernada por un rey nombrado Yosef y que ellos tenían un ejército poderoso y eran un centro de comercio, Hasdai ibn Shaprut escribió "...estaba lleno de poder, mis manos se hicieron fuertes, y mi esperanza se llenó de coraje". Buscando contacto con Yosef, Hasdai hizo llegar de su secretaria literaria una carta escrita a pluma para entregársela personalmente al rey de Khazaria. Hacia el final de la carta, Hasdai comentó: "Nosotros vivimos en la Diaspora y no hay poder en nuestras manos. Ellos nos dicen todos los días, cada nación tiene un reino, pero usted no tiene ninguna memoria de tal en toda la tierra. Pero cuando nosotros oímos hablar de nuestro señor el Rey, del poderío de su monarquía, y de su ejército poderoso, fuimos presa del asombro. Alzamos nuestras cabezas, nuestros espíritus retornaron, nuestras manos fueron fortalecidas y el reino de mi señor fue nuestra respuesta de defensa. Cuando estas noticias ganen más fuerza, a través de ella nos elevaremos más allá".
En el siglo XI circuló en las comunidades judías de al-Ándalus una carta en hebreo escrita por él y dirigida al rey de los jázaros, pueblo que habitaba al norte del Mar Negro y había abrazado el judaísmo como religión oficial. En la carta, Hasdai pedía información acerca del país de los Jázaros, e informaba a su vez sobre la situación de los judíos en Occidente.
Los  Jázaros aparecen en la historia judía cuando se les permitió a los judíos establecerse en su tierra, libres de persecuciones. Refugiados judíos de Bizancio, Persia, Mesopotamia, y otras regiones del mundo antiguo llegaron al reino de Jázaria desde el siglo VIII hasta el siglo X.
Es ahora aceptada la opinión, entre la mayoría de los estudiosos en el campo, que la conversión de los Jázaros al Judaísmo estuvo extendida y no se limitó meramente a la casa real y a la nobleza. Todos los Jázaros eran judíos. Ya que todos ellos profesaban la fe judía en su integridad.
La carta de Hasdai, y la contestación que le envió a Yosef el rey de los Jázaros fue preservada en gran parte gracias al trabajo del estudioso Yitzhak Aqrish (1489-1578?), Un judío español que después vivió en Egipto. Aqrish descubrió copias de las cartas de Hasdai y del rey Yosef en El Cairo. En 1577 él publicó estas cartas en Constantinopla en un panfleto en hebreo llamado Kol Mebasser ("La Voz del Mensajero de Buenas Nuevas"). La publicación de Aqrish de estas valiosas cartas fue diseñada para levantar el espíritu de los judíos oprimidos alrededor del mundo.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal