Helena Rubinstein la reina judía de los cosméticos - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Helena Rubinstein la reina judía de los cosméticos

2° Lustro Rev. Foro

Helena Rubinstein la reina judía de los cosméticos


Por: José Kaminer Tauber

Los cosméticos, definición que se aplica a las preparaciones para uso externo para embellecer y acondicionar el cuerpo, que limpian, colorean, suavizan o protegen la piel, el pelo, las uñas, los labios o los ojos.
El uso de cosméticos es cosmopolita, viene de la antigüedad. A pesar de la creencia general de que los cosméticos, como ahora se conocen, proceden del Lejano Oriente, el estudio de las culturas primitivas indica su empleo en todas las partes del mundo. Las pinturas de tipo simbólico o mágico de las culturas indígenas, los tatuajes y las escarificaciones (incisiones superficiales en la piel) practicados por muchos pueblos.  El uso de tinturas para decorar el cuerpo son todas formas de cosmética empleadas tanto para la intimidación psicológica del enemigo como para servir de adorno.



Los primeros cosméticos conocidos provienen de Egipto (c. 3100-2907 A.c.).  En las tumbas se han encontrado jarrones con ungüentos que parecían estar perfumados según muestran los hallazgos. Tanto los hombres como las mujeres egipcias emplearon con gran  abundancia estos preparados así como aceites perfumados para  mantener su piel flexible y tersa en el seco clima de su país. Así mismo, descubrieron el arte de decorarse los ojos aplicando un color verde oscuro en el párpado inferior y oscureciendo las pestañas y el párpado superior con Kohl, un preparado  de antimonio u hollín. Parece probable que los judíos adoptaran la utilización de los cosméticos de los egipcios, ya que el Antiguo Testamento hace referencia a las pinturas para la cara.
A mediados del siglo I A.c. los romanos utilizaban algunos cosméticos para oscurecer las pestañas y los párpados, el gis) para blanquear la cara, el colorete y los depiladores. Durante la edad media los cruzados observaron el uso que de los cosméticos  se hacía en Oriente Próximo, fueron ellos quienes lo propagaron por Europa.


El empleo casi universal de los cosméticos en los tiempos modernos ha crecido  junto con el estudio científico de los ingredientes empleados. Esta investigación, que fue iniciada en el siglo XIX por los franceses, condujo al desarrollo de más  y mejores productos a menor precio.
El uso de cosméticos y perfumes no se limita a las mujeres. Hay preparados que utilizan los hombres comprenden tónicos para el cabello, con una base de quinina o de alcohol y desodorantes.
Las ventas anuales de productos de belleza para hombres y mujeres hacen que esta industria tenga hoy un importante desarrollo y que sea muy rentable.
La vida de Helena Rubinstein, la mayor de siete hermanas, que viajó  a Australia a los 20 años, donde viviría en la granja de un tío materno en un pequeño pueblo. Su biografía nos describe a una apasionante vida de una firme y emprendedora   mujer de negocios.
Nació en Cracovia su niñez y adolescencia fue en Polonia, hasta que sus padres decidieron enviarla de visita a la casa de unos parientes en Australia. Hay quienes aseguran que fue para que dejara de ver a uno de sus compañeros de medicina del   que estaba ella enamorada. Aunque la idea de vivir en una granja cuidando animales no era de su agrado, Cansada de sus tareas cotidianas le ofreció su ayuda al boticario local para la creación de fórmulas, pociones y ungüentos, lo que además   le dio la posibilidad de prepararse una crema hidratante, cuya fórmula original era de los hermanos Lykusky, unos amigos de la familia en Cracovia.
Helena no perdió el tiempo, dio comienzo a uno de los mayores imperios del mundo.  Dueña de una envidiable tez que contrastaba con la reseca piel de las nativas, la joven hizo de su secreto, la crema Valaze que había traído de su tierra natal,   el comienzo de un gran negocio. El destino de Helena Rubinstein no era permanecer en aquel lugar. Sin su contribución, el mundo de la cosmética no sería el mismo.
Esta preparación, a la que llamó Valaze, era tan efectiva que las mujeres le preguntaban cómo mantenía bella y tersa su piel en un clima tan adverso; incluso llamó la atención de la prensa local, con lo que tuvo dos ganancias: publicidad   y su primer marido, Edward Titus, uno de los periodistas que la entrevistó.
Los negocios iban viento en popa, pero no la vida sentimental de Helena, pues luego de 19 años de matrimonio se divorció de Titus.
Aunque la separación fue dolorosa, dos años más tarde se casó con el príncipe ruso Archill Gourielli, convirtiéndose en princesa, aunque también se divorció años más tarde.
El inicio de su imperio
El éxito comenzó a sobrepasarla, de modo que pidió ayuda a los hermanos Lykusky, quienes se habían mudado a la misma localidad.
Con muchos esfuerzos, reunió el dinero necesario y abrió un centro de belleza al que llamó igual que la crema milagrosa. En poco tiempo dejó en manos de una de sus hermanas el establecimiento, mientras que ella viajó durante dos años   por varios países de Europa para ampliar sus conocimientos sobre dermatología, estética, química y belleza.
Así, tan sólo 10 años después de su llegada a Australia, dejó de ser una joven inmigrante pobre para convertirse en una mujer de negocios sofisticada y elegante. Por esos tiempos ya había inaugurado su tercer centro de belleza, pero   ahora en París.
Al inicio de la Primera Guerra Mundial se mudó con toda su familia a Estados Unidos, donde compitió con grandes figuras de la cosmética como Elizabeth Arden.
Las dos llegaron a Nueva York en la primera década de 1900. Arden, en 1907, de una comunidad rural canadiense donde, un baño era un lujo del sábado por la noche para ir a la iglesia el domingo, no existían los desodorantes o los cepillos de   dientes y donde apenas había medicinas para combatir la neumonía o la tuberculosis.
Estas dos mujeres consiguieron tener mucho poder en una época en la que  las  mujeres no eran respetadas en absoluto. Construyeron un negocio global cuando no existían. Impresiona imaginarse lo difícil y solitario era para una mujer tener éxito.






Arden y Rubinstein murieron noventonas a mitad de los 60, una década poco dada a mirar hacia atrás. Sin embargo, estas viejas damas lo habían inventado casi todo. No hay producto que se venda en el mercado que no tenga un origen relacionado con    alguna de las dos. Ellas patentaron la idea de cadena cosmética identificada con una mujer fuerte, los envoltorios atractivos o el concepto de belleza total. Rubinstein, aparte de una poderosa crema, un menjurje fabricado por ella misma con el que    empezó en Australia, inventó el maquillaje resistente al agua. También fue la primera en desarrollar productos de protección solar: “Las quemaduras del sol son un suicidio de belleza”, solía decir.
Las dos convirtieron las cremas en productos de lujo, envasadas como joyas, incluso con dibujos de Dalí, y convirtiendo la belleza en símbolo de la emancipación femenina. Diversificaron los cosméticos como parte de la moda y les dieron una    apariencia médica. Las dos batieron récords para la industria y para las mujeres.
Con ésta última mantuvo una dura rivalidad, aunque compartieron varias cosas, entre ellas, algunos empleados que se robaban mutuamente; ser consideradas mujeres poderosas en un tiempo donde el universo femenino no era respetado; y convertir los    ungüentos en productos de lujo, envasados como verdaderas joyas.
Helena y el arte
A medida que su negocio creció, de igual manera su interés en las artes. She accumulated significant collections of African sculpture, modern paintings and sculpture, Oriental and Oceanic art, and Egyptian antiquities. Ella  logró acumular importantes    colecciones de escultura africana, modernas pinturas y escultura, de Oriente,  Oceanía y antigüedades egipcias. Ella Sh e was a friend and patron of many artists who are recognized today as the foremost in the world. era un amigo y mecenas para    muchos artistas que son reconocidos hoy como en el mundo. Twenty-seven portraits of her were painted by well-known artists and have been exhibited at major museums throughout the United States and Europe. Veinte y siete de sus retratos fueron pintados    por conocidos artistas y han sido expuestos en importantes museos de todo el Estados Unidos y Europa. Some of these portraits are represented here on the Foundation's websitHelena Rubinstein started the Foundation in 1953, in affirmation of a principle    she often expressed: "My fortune comes from women and should benefit them and their children, to better their quality of life."
La Fundación Helena Rubinstein comenzó en 1953, en la afirmación de un principio que a menudo expresó: "Mi fortuna proviene de las mujeres y deberían beneficiarse ellas y sus hijos, con una mejor calidad de vida". Convinced that education    was vital to career development, she made scholarship grants to encourage young women to undertake higher education and to pursue nontraditional careers. Convencida de que la educación es vital para el desarrollo de la carrera, creó becas para   alentar  a las jóvenes para que estudiaran carreras no tradicionales.The Foundation was a major beneficiary of Helena Rubinstein's legacy when she died in 1965 at the age of 94. En el año de 1953 se fundó el Pabellón de Arte Contemporáneo   de Tel  Aviv y al mismo tiempoIn 1953, she established the philanthropic Helena Rubinstein Foundation to provide funds to organizations specializing in health, medical research and rehabilitation as well as to the America-Israel Cultural Foundation and   scholarships  to Israelis. se estableció la Fundación filantrópica Helena Rubinstein para proporcionar fondos a organizaciones especializadas en salud, investigación médica y rehabilitación, así como a la America-Israel, Fundación   Cultural y  becas a los israelíes.
La Fundación es un importante beneficiario de Helena Rubinstein un legado que dejó cuando ella murió en 1965 a la edad de 94.Its Directors have further developed and broadened the philanthropic concepts she initiated and, sensitive to the changing    needs of society, continue to support new and forward-looking programs. In carrying out her mandate, the Foundation is a living tribute to the achievements, generosity, and vision of its founder. En el desempeño de su mandato, la Fundación es  un   homenaje a los logros, la generosidad y la visión de su fundadora.



Regreso al contenido | Regreso al menu principal