Integración de Cuba a la Economía de Mercado - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Integración de Cuba a la Economía de Mercado

2° Lustro Rev. Foro

Integración de Cuba a la Economía de Mercado

Por: León Opalín   (Enero 2012)

El sistema económico centralizado y semicerrado de Cuba ha hecho crisis con el avance de la globalización; el desempeño de la actividad productiva se agravó con la crisis financiera mundial del 2008-2009. Asimismo, Cuba ha recibido un fuerte impacto del encarecimiento del petróleo y de los alimentos en los mercados internacionales, ya que el suministro de energéticos y de alimentos de la isla depende de estos últimos. Los envíos de crudo a Cuba por parte del gobierno de Venezuela han paliado la escasez de energéticos que se experimenta en esa nación.

El deterioro de la economía de Cuba se inició al final de la década de los ochentas cuando dejó de recibir la ayuda de la Unión Soviética; en este ámbito, se estima que el Producto Interno Bruto declinó al menos 35.0% entre 1989 y 1993. Previamente, en 1986, el gobierno de Cuba dejó de pagar la mayor parte de su deuda externa, desde entonces su acceso al crédito internacional ha sido muy limitado. El financiamiento externo que obtiene es básicamente de corto plazo. Por otra parte, Cuba reciente el bloqueo económico directo de EUA e indirecto de otros países y que de acuerdo al gobierno cubano le ha causado daños a su economía por más de 100,000 millones de dólares.

El Estado cubano es el rector de la Economía, genera entre 75.0% y 90.0% del empleo a través de empresas estatales, que se manejan con equipos y tecnologías obsoletas que junto con el deterioro e insuficiencia de la infraestructura, originan una actividad productiva poco competitiva. El nivel de vida de la población es bajo; los habitantes de Cuba enfrentan graves carencias en materia alimenticia, vivienda, transporte y otros servicios públicos; no obstante, paradójicamente Cuba tiene la mayor tasa de alfabetización y esperanza de vida en la región de América Latina y el Caribe.

El Producto Interno Bruto de Cuba en buena medida se genera con base a los recursos naturales que posee, particularmente los minerales y el azúcar; este último producto fue introducido a Cuba por los ingleses en el siglo XVII e históricamente representó la principal fuente de divisas del país, empero el volumen de su producción se desplomó a menos de la mitad en el decenio de los noventas por la falta de innovación en los métodos de siembra y de cultivo que con el tiempo se hicieron ineficientes por la escasez de repuestos para las labores de cultivo y en los ingenios y por un inadecuado sistema de transporte. La actividad turística substituyó en buena medida a los ingresos que dejó de generar el sector azucarero hasta convertirse en "el corazón de la economía"; la construcción de instalaciones turísticas con inversión foránea despegó en el 2005. Se estima que la afluencia de visitantes extranjeros a Cuba sumó 2.7 millones en el 2011, 200,000 más que en el 2010, previéndose que  podría llegar a cerca de 3 millones en el 2012.

Con el nombramiento de Raúl Castro como presidente de Cuba en el 2008 se inició una nueva etapa en el ámbito económico ya que se ha buscado revitalizar y modernizar a la planta productiva reduciendo el papel del Estado a través del fomento de la iniciativa privada; así en el 2011 el gobierno transfirió pequeños establecimientos de servicios estatales como peluquerías y salones de belleza a particulares y desde este año los cubanos tienen permiso de operar talleres de reparación de aparatos electrodomésticos y de colchones, de fotografía y de carpintería, entre otros. La apertura a los pequeños empresarios forma parte de las más de 300 reformas aprobadas por el Congreso de Cuba en abril del 2011 "para actualizar a la economía y descentralizar la toma de decisiones, así como reducir el número de empleos estatales y arrendar tierras ociosas, principalmente". En este contexto las reformas en el sector agrícola son fundamentales dada la escasez de alimentos que se registra en los mercados locales y por su encarecimiento en los internacionales. El gobierno tiene planeado para este año entregar tierras en usufructo gratuito para quienes las trabajen.

Cabe destacar que desde el año pasado el gobierno permite a sus ciudadanos la compra venta de autos usados en los mercados y a partir del presente ejercicio les autoriza comprar y vender propiedades en un mercado abierto; es decir, que por primera vez en cincuenta años se observa un cambio fundamental en los derechos de propiedad de estatales a privados.

La reorientación de la economía estatizada a una de mercado en Cuba le permitirá a la planta productiva una transición tranquila de la mano de obra redundante en el sector estatal hacia actividades que con el tiempo pueden ser rentables para los nuevos propietarios y no simplemente una ocupación alternativa. Es previsible que las reformas propiciarán procesos más eficientes y generarán al gobierno nuevos impuestos. El gobierno no busca un cambio brusco y profundo en la producción en el corto plazo para evitar ver amenazado su poder político.





Regreso al contenido | Regreso al menu principal