Los "Malhaniks" - Intelecto Hebreo

Son las:
04/07/2018
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Los "Malhaniks"

Colección y Consulta

Los "Malhaniks"


Por: Peter Katz

En Noviembre de 1947, después de que las Naciones Unidas con sede en Lake Sucess, en Nueva York, votó por mayoría para que se dividiera Palestina en dos estados, uno árabe y otro judío; en todos los rincones de la Diáspora, jóvenes judíos en edad militar, conscientes de la Hora Histórica, empezaron a ofrecer sus servicios como voluntarios para ir a pelear por el recientemente establecido Estado Judío.

Fue como si volviera a nacer el espíritu, pero con más conciencia -por lo sagrado de la empresa- con la misma entrega, con la misma dedicación y el mismo desinterés personal con el que lo hicieron algunos una generación antes, cuando se alistaron como voluntarios para ir a pelear a España en 1936, para defender la República amenazada por los rebeldes fascistas y las ideas reaccionarias de la Iglesia. Se formaron en aquel entonces las heroicas Brigadas Internacionales.
Ahora en 1948, querían pelear ofrendando sus vidas si era necesario, para luchar por algo propio, la restauración de un Estado Judío en la tierra ancestral, en Eretz Israel. Por primera vez una patria propia desde el levantamiento de los Macabeos en el año 140 de nuestra era. Rebelión aquella frustrada por los romanos.
Acudieron a la Agencia Judía, y a los consulados provisionales que ya empezaba a funcionar en todos los rincones de la Diáspora, para registrarse. La agencia en contacto con la Haganá y el Palmaj, organizó los traslados. Los voluntarios empezaron a llegar a Palestina desde antes del 14 de Mayo de 1948.
Después de la proclamación de la independencia y del inicio de la guerra, estos sumaban aproximadamente cuatro mil hombres y mujeres. Muchos de ellos con experiencia militar. Varios habían ocupado posiciones de mando en ejércitos de otros países y estaba familiarizados con el equipo y las batallas. Un número no determinado de ellos ni siquiera eran judíos. Fueron atraídos por el ideal de formar una nueva nación o tal vez por la aventura.
Una metáfora cruel que se contaba en la época -la menciono porque circulaba en Europa y también en los Estados Unidos-, se contaba como chiste o bien simplemente para hacer conversación en una reunión de amigos: "Dos voluntarios quienes acababan de desembarcar en Palestina, se presentaron como voluntarios en las barracas de lo que iba a ser la Marina Nacional. Se forman en la fila que ya se había constituido para tal propósito. Cuando llegan ante un marino a cargo de los nuevos reclutas, éste les pregunta ¿saben nadar? Entonces un voluntario le dice al otro ¡No te dije, ni siquiera tienen barcos! Repito, la metáfora es cruel, pero la ausencia de equipo bélico era real en 1948.
Aunque el contingente mayor llegó de los Estados Unidos de Norteamérica, también hubo grupos numerosos; ochocientos diez de Sudáfrica; seiscientos de Inglaterra y grupos menores de Canadá, Francia, Bélgica, Australia, Argentina y Uruguay. Asimismo hubo voluntarios de muchos otros países. Desde antes del conflicto armado, los barcos de la Aliya Beth; (la operación de la inmigración ilegal que traía los sobrevivientes del Holocausto de los campos de concentración en Alemania) fueron casi exclusivamente capitaneados por judíos Americanos y Canadienses.
No hubo unidades específicas de combatientes extranjeros, estos fueron distribuidos dentro de unidades ya existentes, donde y cuando lo necesitaban. Los problemas de idioma de todas maneras existían en el naciente ejército el "Tzahal". Muchos de los nuevos reclutas, llamados a filas apenas habían desembarcado de los barcos que los trajeron a las playas de Tierra Santa. Tampoco hablaban hebreo. En 1948 en Israel las órdenes se daban en 14 idiomas diferentes, porque el Estado Judío nació con el "Agolpamiento de los exilados". Afortunadamente para nosotros fue un parto difícil, pero un nacimiento exitoso. Todos en estos días históricos exclamamos "Shehejyanu, Vekiyemanu La Zman Hazé "Adosem elohenu, Adoshem Ejad".
Durante la Guerra de la Independencia muchos de los anticuados aviones de la incipiente aviación israelí, fueron pilotados por voluntarios extranjeros. Los "Mahalniks" -así los apodaron- estaban en todas partes, listos para servir, arriesgando sus vidas igual que los demás. La generación que presenciamos el renacimiento de un Estado Judío, después de casi dos mil años, participamos de esa Mitzva.
Al final de la lucha -en realidad de la primera etapa de la lucha- Los "Mahalniks" fueron ovacionados con delirio por la población de Tel-Aviv-, durante un desfile para conmemorar la victoria. Después -la gran mayoría- regresaron a sus países de origen. Algunos se quedaron. Hoy día algunos de ellos se juntan periódicamente para conmemorar sus hazañas. Se sienten unidos por un sentido muy especial: el de haber cumplido. Este año la reunión será en Jerusalem.
"Mahal" es un acrimono del nombre hebreo para "Voluntarios del Extranjero" Madvidim Jutz le Aretz. Cuando callaron los cañones, ciento dieciocho voluntarios habían muerto. Aunque nunca recibieron mayor reconocimiento oficial -indebidamente- los soldados israelíes que combatieron con ellos durante la Guerra de Independencia, nunca olvidan sus proezas ni sus actos de valentía.
Honor a estos hombres y mujeres judíos, quienes nunca dudaron y tomaron la valerosa decisión de ir pelear arriesgando sus vidas para que los judíos tengamos un hogar. Sintieron que era necesario y lo fueron.

Esto sucedió hace cincuenta años.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal