Los molestos dolores de espalda - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Los molestos dolores de espalda

2° Lustro Rev. Foro

Los molestos dolores de espalda


Por: Albert Akkad

La estructura de la espalda es una importante pieza de ingeniería, soporta nuestro peso durante toda la vida y acepta cargas a veces verdaderamente increíbles. Las vértebras son los huesos que la conforman, están apiladas una sobre la obra y los espacios que forman cada dos vértebras están rellenos de cojines que son los discos intervertebrales, que están conformados por un tejido fibroso muy resistente.
Todo el embalaje de estas vértebras está sostenido por ligamentos y músculos que le dan a la espalda una movilidad extraordinaria, se puede arquear, doblar y girar. Aparte de todo, el conjunto protege a la médula espinal que corre por dentro y de la cual emanan nervios para varias funciones corporales.
La complejidad de la estructura contribuye también a problemas potenciales, cualquier cambio aunque sea menor en la alineación o equilibrios de cualquiera de las partes, ya sea disco, vértebra o músculo, puede causar dolor al moverse, y cuando los nervios que viajan entre las vértebras son molestados, ocurren dolores hasta en lugares distantes del cuerpo.
Hablaremos de dos problemas principales de la espalda, que son el prolapso de disco y de los espasmos musculares, que son también los más comunes. Como comentamos, los discos son los cojines que se encuentran entre las vértebras y que sirven de amortiguadores para soportar el peso; cuando un disco se rompe, se prolapsa (que se sale del lugar adecuado y aprieta el nervio que pasa junto a él). Esta condición se conoce también corno hernia de disco.
La sintomatología es variada, generalmente si el disco herniado está en el cuello. Puede causar hormigueo en los brazos o en las manos, acompañado de dolor. Si se encuentra en la mitad de la espalda el problema se traslada a las pantorrillas o a un pie. Lo más común es que una extremidad sea más afectada que la otra. El dolor no es simétrico y aumenta cuando se puja, se tose o estornuda. Comúnmente el disco se repara solo entre dos y seis semanas, obviamente con ayuda de medicamentos y reposo total. Si no es así, es necesaria una operación para aliviar la sintomatología.
Existe una solución que no ha podido ser aplicada en todos los pacientes, pero que ha mostrado ser efectiva y que consiste en la inyección de papaína, que es una enzima derivada del árbol de papaya, que hace que el disco se contraiga resolviendo así para siempre el dolor.
Los espasmos musculares ocurren en la espalda generalmente por cargar un objeto pesado; esto ocurre a personas no acostumbradas a cargar grandes pesos. A veces ocurre sin ningún motivo y se cree que provienen de algunos problemas emocionales. El sitio más común de dolor es la espalda baja y es uno de los dolores que más aquejan a la humanidad. Todo movimiento cuando esto ocurre es doloroso; la persona camina con cuidado y se limita en sus quehaceres diarios o trabajo. El problema es resuelto con analgésicos, con relajantes musculares y a veces con corticoesteroides, obviamente acompañados de reposo.
Es muy importante tener una postura adecuada, pararse y sentarse en forma bien erguida y hay que educarse a ello. Los hombros no deben de caer para adelante. Se sugiere una postura recta (no como la militar aunque es la más correcta).
Los zapatos son importantes y deben ser de tacón bajo o sin tacones.
Cuando levante objetos del suelo, use siempre las rodillas. Hay que hacer tres movimientos y no sólo uno.
Romper la rutina es necesario si es que se encuentra usted manejando su automóvil o sentado en el escritorio, procure cambiar sus posiciones constantemente.
Algo muy importante es quitarle peso a la espalda, eso se obtiene bajando de peso.
No duerma sobre su abdomen, a menos que tenga una almohada debajo. Duerma de lado con sus piernas ligeramente dirigidas a su pecho.
El ejercicio es una terapia muy adecuada, tanto para prevenir el dolor de espalda, como para reacondicionarse después de haber pasado por uno.
Siguiendo estos pasos y entrenándose en ellos, usted puede escaparse de este dolor tan incapacitante.  




Regreso al contenido | Regreso al menu principal