Paseo por Gerona - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Paseo por Gerona

2° Lustro Rev. Foro

Paseo por Gerona

Por: Becky Rubinstein F.
Feb/2012

Si van a Gerona habrán de encontrar  rastros  propios de la España tripartita, constituida por  cristianos árabes y judío. La Catedral , como afirma la guía a esos lares, es el resultado de diversos estilos sobrepuestos desde el siglo Xi al XVII. El archivo capitular expone su Beatus del siglo X, un manuscrito del arte mozárabe –es decir, de los cristianos  arabizados- que muestra un nombre de mujer, la primera autora que firma con su nombre propio en Europa. Su nombre: Ende. Y para los enamorados del arte, el Tesoro de la Catedral expone una copia facsímil y una de las joyas del arte románico de Cataluña, el Tapiz de la Creación (s. XI- XII)
En Cataluña resaltan los Puentes sobre el Río Onyar, donde sobresalen las casas sobre el río, que han inspirado a muchos artistas. Una buena muestra de dicha creatividad se encuentra reunida en el Museo de Arte. Desde los puentes también pueden contemplarse los animales que hacen del río su habitat como carpas, gaviotas y patos.
¿Y qué más hay en Girona? La Ciudad Gremial, en la que los nombres de sus calles y plazas nos recuerdan las actividades de los gremios y mercados medievales que se celebraban en la Placa del Vi (La Plaza del Vino) , La Plaza  de  L’Oli (La Plaza del Aceite), carrere de l’Argentería (La calle de la Platería). Las zonas del tránsito restringido del Barri Vell (del  Casco Antiguo) y la gran variedad de tiendas, cafés y restaurantes que convierten esta parte de la ciudad en  el espacio idean para pasear  e ir recorriendo una red  maravillosos  de calles medievales hoy, llenas de vida.
Y para los amantes de las leyendas curiosas en Gerona, en la Girona medieval, hoy recuperada para el tránsito de  propios y extraños,  se afirma que en la Iglesia de Sant Feliu (siglo XIII-XVII)  cuya capilla está dedicada a  Sant Narcis, santo patrón de Gerona, conocido también como el santo de las moscas, debido a la aparcición milagrosa de estos insectos que surgieron de su sepulcro y que, según se cuenta, expulsaron las tropas francesas durante el sitio de 1285. En la Plaza de Sant Feliu se encuentra la columna de la Lleona (la Leona), obra del siglo XII; origen de la frase popular que se dirige a los visitantes: "No puede ser vecino de Girona , quien no  bese el trasero de la Leona." Un beso que se ha convertido, eso se dice, en una garantía para volver a la ciudad.
Y quien pasee por Gerona, contemplara con ojos  sorprendidos Las torres del paseo de la Muralla, desede pdonde es posible contemplar Girona y sus alrededores. El Museo de Historia de la Ciudad explica la Historia de Gerona y los episodios bélicos que se han vivido. En una de las alas puede contemplarse el antiguo Tarlá, un muñeco que, según recuerda la leyenda, entretuvo a los vecinos de la calle Argentería durante una  cuarentena a raíz de una epidemia. Un muñeco similar se cuelga todavía.
Y para quien le guste indagar más sobre la historia de dicha región de maravilla, se encuentra en el barrio de Sant Pere de Galligansts (siglo XII) el Museo de Catalunya, la capella de Sant Nicolau (s.XII) y els Banys Arabs , o sea los Baños Árabes, ejemplos excepcionales de la arquitectura románica catalana. Este es el punto de partida ideal para pasear por el Vall de Sant Daniel, donde se encuentra un monasterio benedictino femenino fundado por la condesa Ermesenda, personaje fundamental en la Cataluña del siglo XI y que impulsó la construcción de la catedral románica.
Y también  pueden recorrer el Parc de Davesa , considerado uno de los parques urbanos más extended de Cataluñ, donde  los llamados  plátanos de Indias  salen al encuentro.
Todas las mañanas de los martes y los sábados se celebra el tradicional mercado de les Ribes del ter. Desde las orillas del río, pueden contemplarse a lo largo las diferentes aves acuáticas, que a menudo se detienen ahí.

_____________


En Girona está El call, el antiguo barrio judío,  que nos invita a visitar su intrincado laberinto de calles empedradas. Una mujer, Doucerella, es la primera mujer judía cuyo nombre se conoce en la ciudad tal como reconoce un documento del año 953. El Museu d´Historia del Jueus, es decir, El Museo de Historia de los Judíos recoge, eso afirma la guía de la ciudad, el testimonio de la importancia de la comunidad judía que vivió en parte de Girona hasta el año de 1492,  cuando los judíos de raíces bien profundas en su España natal, salen al exilio para no volver. En el call se encuentra la sinagoga , los baños rituales, la carnicería y otros servicios comunitarios del pasado.
En el  minúsculo, pero ilustrativo Museo judío local  destaca, el censo de los judíos  que habitaron la Girona  del siglo X al  siglo XV, entre ellos, el  rabino Moisés  ben Najman,,  conocido también  como Najmanides o simplemente , como el RaMBaN, uno de los más grandes doctores del Talmud en su tiempo, y al mismo tiempo cabalista renombrado.
En una atmósfera separatista, donde cada casta  respetaba su espacio vital; donde los judíos y las judías vestían de manera diferente -para ser reconocidos  por sus congéneres cristianos; los  adeptos a la fe  mosaica  fueron  víctimas , como en otros territorios de la Europa medieval,  del ímpetu  conversionista de los dominicos. En Historia del pueblo judío Werner Keller habla al respecto: "Al otro lado de los Pirineos, en Aragón, que se había convertido en el baluarte de la orden, los dominicos se atrevieron a un ataque de otra naturaleza completamente diferente: creyeron que podrían conseguir que los judíos abandonaran su religión mediante una discusión pública. El dominico Paulus Chriatiani (Fra Pablo), ardiente defensor de la fe –que también había apostatado del judaísmo- convenció al rey Jaime I para que se organizara un debate religioso. Mediante una invitación oficial se convocó "al rabino Moisé ben Najman, el maestro de los judíos de Gerona" (p.271)  al  debate entre fieles  de su grey y los cristianos.
Así pues, el 20 de julio de 1263 se reunieron en Barcelona con el rey y su sequito, la alta nobleza, obispos y frailes. Dicho debate duró cinco días  en el palacio o la sinagoga como sedes. También en público, en una gran plaza y con el pueblo  alebestrado como
testigos.
La preguntas incisivas, por supuesto, tocaban temas claves, como la venida del Mesías. "¿Ha aparecido ya el Mesías o tiene que venir aún?"  Según palabras de  Keller Najmanides demostró de qué madera estaba hecho: "muy pronto se puso en evidencia que su oponente no estaba a la altura del sabio judío, ni en el profundo conocimiento de la Torá y del Talmud ni tampoco en la precisión, la lógica y la fuerza de persuasión de los argumentos exhibidos." (p.271)
Werner, por otra parte, cita al  apóstata, Paulus Christiani, para quien el Mesías, en el cuerpo de Cristo, había llegado al mundo y que los judíos hacia tiempo que habían perdido su país y su estado por sus muchos pecados."Najmanides replicó que tras el exilio babilónico, los judíos retornaron con más brío y que lo mismo habría de scuceder con los judíos trasterrados.
Sin temor, Najmanides toca un punto clave, como las diferencias  esenciales entre judíos y cristianos. Estas fueron las palabras dirigidas a Jaime I y dichas  sin empacho por un  representante de la religión considerada vencida: "De la esencia de la divinidad decia algo que (a nosotros) "nos es dolorosa. Tú, mi rey y señor, eres hijo de un cristianoo, naciso de una cristiana, y durante toda tu vida sacerdotes y monjes te han inculcado una idea de la divinidad que concuerda con el dogma de vuestra religión; pero esta idea es tan contraria a la razón como a la Naturaleza y ni los profetas han podido creer en modo alguno que el creador de cielos y Tierra se convirtiera en carne en las entrañas de una judía, se desarrollara ahí adentro durante siete meses, y luego viniera al mundo como un recién nacido y creciera en él para ser luego entregado a sus enemigos, ser condenado a muerte y ajusticiad, a fin de que finalmente resucitara y volviera a suestazo divino originario. Tales representaciones son incompresibles tanto para la razón como para la de cualquier hombre. Es por ello que vuestro arte oratorio es vano, pues en este punto, fracasa nuestra comprensión." (272)
Poco después del  famoso debate, agrega Keller, Najmanides  abandona el país para no caer en manos de la Inquisición, En 1260, a sus 70 años, el famoso polemista –tras despedirse de sus seres  queridos, así como de su amada tierra, Gerona - viaja a Tierra Santa, abandonada y destruida; lugar bendito a pesar de tal desolación.
Paulo Christiano logra, tras el debate, la expurgación de ciertos pasajes del Talmud, a su criterio, infamantes para la verdadera ley, la cristiana.





Regreso al contenido | Regreso al menu principal