Prensa Judía Mexicana en Español - Intelecto Hebreo

Son las:
04/07/2018
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Prensa Judía Mexicana en Español

Colección y Consulta

Prensa Judía Mexicana en Español


Por: Jacobo Contente
(1995-1996)

INTRODUCCION
Hace algunos meses un grupo de jóvenes empresarios, en unión de algunos miembros emprendedores de FEMUJ (Federación Mexicana de Universitarios Judíos) iniciaron la publicación de una revista en español muy bien presentada y sobre todo muy bien distribuida en un gran número de hogares judíos. Independientemente al esfuerzo financiero que efectuaron, en su contenido (primer número) apareció un análisis de la prensa judía mexicana que lamentablemente -a nuestro parecer- llega a conclusiones ligeras y equivocadas, probablemente por prescindir de una mayor investigación histórica sobre el tema.
Por ello dedicamos este número especial para retomar el tema de la prensa judía mexicana en este caso escrita en español, mostrando una de las épocas más importantes y al mismo tiempo, hacer un merecido reconocimiento al askán, escritor, periodista y orador Sergio Nudelstejer, quien fundó hace 50 años un medio impreso al que llamó "Prensa Israelita".
Aunque se habían hecho anteriormente publicaciones hacia la comunidad en español por diversas instituciones y particulares; de estas últimas "La Verdad" (1937-38) fundada y dirigida por Moisés Rosenberg -entre otras-; en septiembre de 1945 vio la luz un periódico tamaño tabloide que contenía información internacional del mundo judío; noticias y comentarios del acontecer en la propia comunidad, páginas editoriales con serios artículos de fondo, etc.
Diversas fueron las razones que dieron su origen pues acababa de terminar la Segunda Guerra Mundial y el mundo judío se encontraba sacudido al conocer toda la tragedia del Holocausto; el movimiento sionista había adquirido una fuerza internacional y enfrentaba su lucha histórica por alcanzar el sueño milenario de crear un Estado judío. Por otra parte, un gran sector comunitario necesitaba de un medio que los mantuviera informados semana a semana de éstos y otros muchos acontecimientos que se desarrollaban por aquellos años inciertos. "Prensa Israelita", cumplía además una tarea educativa y educadora hacia las nuevas generaciones de las décadas de los 40's y 50's.
El currículum de Sergio Nudelstejer es muy vasto, por lo que a continuación -en forma resumida- lo señalamos:
Escritor, crítico literario y periodista. Ha participado en importantes tareas comunitarias, llegando a ser Presidente del Comité Central Israelita de México (1975-1978). Secretario General del Comité Latinoamericano Pro-Derechos Humanos de los Judíos en la URSS. Director de la revista cultural "Tribuna Israelita". Fundador del Premio de Derechos Humanos Rene Cassin y actualmente Presidente del Premio Internacional de Literatura Fernando Jeno. Ha sido distinguido con diversas preseas: Premio al Mérito Intelectual Judío, que otorga el Congreso Judío Latinoamericano, integrante del Congreso Judío Mundial. Premio Blaustein (U.S.A.) por la biografía del científico Albert Einstein y el Premio Nacional de Periodismo Cultural que se otorga en México. Autor de numerosos libros a la vez que se desempeña como crítico literario en el suplemento cultural "El Búho" del diario Excélsior; colabora con la revista "Coloquio" que se edita en Buenos Aires y también ha colaborado en diversos diarios y revistas de México y el extranjero.
De antemano agradecemos a Sergio su amabilidad al concedernos la siguiente entrevista, que estamos seguros contiene muchos conceptos valiosos en esta materia, que son de palpitante actualidad.
FORO.- Tenemos entendido que has sido uno de los pioneros de la prensa judía mexicana en español y fundaste en 1945 el periódico "Prensa Israelita", labor que duró cerca de diez años y que posteriormente, bajo la dirección de Max y Sara Krongold, hizo de Prensa Israelita uno de los periódicos judíos más antiguos. ¿Podrías darnos algunos detalles de esa tu primera época como editor?
S.N.- "Prensa Israelita" nació como una necesidad imperiosa para nuestra comunidad. En años anteriores ya se habían hecho algunos intentos por crear un medio informativo en español. Por aquel entonces existían dos periódicos en yidish: "Der Weg" (El Camino) y "Di Shtime" (La Voz), que eran leídos por el sector de habla yidish, pero no había un periódico independiente, semanal, ampliamente informativo y crítico, que circulara entre los sectores sefaraditas y llegar a una generación joven cuyo idioma era ya entonces el español. Ante tal necesidad me eché a cuestas la tarea de editar el periódico y me cabe la enorme satisfacción de haber podido servir con ello, en un tiempo y en una época histórica, de pleno crecimiento de nuestro yishuv. En los años que van de 1945 a 1955, en los que fui su fundador y director se dieron algunos hechos sobresalientes: el éxodo judío de Europa posterior al Holocausto; el acuerdo de la ONU el año de 1947 para la partición de Palestina en dos estados; el nacimiento de Israel; la cimentación de la vida institucional judía en México, entre otros múltiples acontecimientos históricos de primera magnitud, que ocuparon gran espacio de las páginas del mencionado semanario.
FORO.- Una de las revistas que por su contenido y presentación alcanzó la admiración de muchos lectores fue Tribuna Israelita; medio al cual dedicaste muchos años como escritor y editor. Hará unos cuantos años la revista dejó de publicarse y a la fecha muchas instituciones la recuerdan como una de las mejores. ¿Cuáles eran las metas del citado medio?
S.N.- La revista "Tribuna Israelita" inició su aparición el año de 1944, a mi me correspondió ser su director del año 1972 a 1987. Algunas de las metas de dicha publicación era el ofrecer al mundo de habla hispana, en especial al de México, una tribuna para el pensamiento y los problemas contemporáneos, entre los cuales el tema judío ocupara señalado lugar. Sus páginas ofrecían hospitalidad a los puntos de vista más diversos, abrigando la firme esperanza de contribuir al esclarecimiento y conocimiento de los problemas del judaísmo, parte indivisa del problema general humano. A la vez, una de sus tareas era aspirar a la eliminación de los prejuicios religiosos y culturales mediante un conocimiento recíproco más cabal entre los distintos grupos humanos, informando al lector sobre todo cuanto concierne al mundo judío e Israel. En sus páginas colaboraron destacados intelectuales de diversos países, habiéndose ganado un honroso prestigio como una seria revista de cultura, al tiempo que dejara una huella imborrable en el ámbito literario y cultural de México.
FORO.- Para ti y de acuerdo a tu experiencia: ¿qué importancia ha tenido, tiene y tendrá la prensa escrita judía mexicana?
S.N.- Considero que es importante y necesario el que nuestra colectividad cuente con medios informativos en español, ya que son un instrumento orientador y de educación. Además, deben tener un carácter crítico, en el buen sentido de la palabra, o sea, comentar, señalar y si es necesario elogiar lo que acontece en el cotidiano vivir comunitario.
FORO.- ¿Qué piensas sobre la libertad de prensa comunitaria?
S.N.- Toda prensa, ya sea escrita, radial o televisiva debe contar con plena libertad de expresión, de otra manera no habrá de cumplir su verdadero objetivo. Lo mismo debe contar para la prensa comunitaria independiente. Si un medio de expresión no llena su papel de orientador, de crítico, de señalador de caminos, de defensor de los intereses comunitarios por encima de cualquier otro interés, esa publicación no estará cumpliendo con su vital misión y acabará por ser repudiada o abandonada por los lectores.
FORO.- ¿Sientes que existan algunas diferencias entre los tiempos que a ti te tocó vivir como editor y los actuales que algunos editores independientes vivimos?
S.N.- En mi experiencia personal me he podido dar cuenta que hay un amplio campo para la prensa judía independiente en la comunidad mexicana. Son tiempos muy diferentes a los de hace 50 años, cuando publiqué "Prensa Israelita". En aquel entonces se era pionero ya que había que abrir y crear nuevos caminos; educar e interesar en la lectura de un semanario, despertar el interés y las expectativas del lector ofreciendo información interesante, veraz, de lo que acontecía en el mundo judío y en Israel. En fin, tratamos de ser creativos semana a semana. Fue así que el periódico llegó a circular ampliamente hasta en los países centroamericanos, donde entonces llenaba un gran vacío pues no contaban con ningún otro medio informativo. Al igual que hoy, teníamos serios problemas económicos; no era fácil obtener publicidad, no existían muchas grandes empresas que se interesaban por llevar su mensaje comercial a través de un semanario judío. Había que hacer un esfuerzo para que el público lector pagara su suscripción, etc. A pesar todo ello, el semanario sobrevivir, en sus dos épocas, por más de 40 años.    
FORO.- ¿Cuál es tu opinión acerca de los nuevos periodistas cuyos trabajos se publican en diferentes medios escritos, independientes, o sea los que no pertenecen a los sectores comunitarios?
S.N.- Me agrada que surjan nuevos periodistas y escritores en nuestro medio. Lo que señalaría y recomendaría es que fueran lo más original y profesional. Periodista no es solamente quien llena algunas cuartillas con un tema, sino el que estudia, ve, analiza, investiga y siente que tiene algo que relatar, informar o comentar y lo hace con toda veracidad.
FORO.- Algunos editores independientes, vemos lamentablemente que el círculo del público lector comunitario es muy reducido: ¿cuáles serían las formas de incrementar lectores y con qué temas?
S.N.- Una publicación comunitaria independiente siempre se encontrará con una barrera en cuanto a su circulación. Existen diversos factores que lo limitan. Primero, que numerosas revistas, boletines, periódicos editados por múltiples instituciones, organizaciones, llegan al lector gratuitamente. Además, que el tiempo dedicado a la lectura en general, lamentablemente se ha reducido, y si a ello se agrega que numerosos miembros de la comunidad se marginan de la vida societaria, todos estos son factores que limitan indudablemente la circulación, en especial en una colectividad pequeña como la nuestra. Todo ello debe ser motivo para que los editores o directores busquen que número a número su material varíe, sea más ameno, más atractivo en su información para el lector.
FORO.- ¿Qué opinión tienes de la Asociación de Periodistas y Escritores Israelitas de México y el papel que tiene o debería tener en el contexto comunitario?
S.N.- Por limitaciones de tiempo y por mis ocupaciones profesionales no he estado cerca ni muy informado de las tareas que lleva a cabo la A.P.E.I.M. Independientemente de ello, considero de gran importancia la existencia de una agrupación como esta que reúne en su seno a los periodistas y escritores judíos. Pienso que entre sus múltiples actividades sería valioso un mayor contacto con diferentes sectores de la comunidad a través de un programa de difusión cultural. Mesas redondas y conferencias, en las que se analizaran y discutieran temas diversos, con profunda seriedad relacionados con asuntos que afectan e interesan al judaísmo e Israel, así como a nuestra propia comunidad, o la problemática de México, misma que influye en todos y cada uno de nosotros. Por otra parte, su interrelación con otras agrupaciones similares en diversos países y un intercambio de experiencias profesionales, sería a mi modo de ver de gran utilidad para dicha agrupación y para sus asociados.
FORO.- Pasando a un plano más personal. Como escritor judío que ha incursionado positivamente en medios gentiles ¿que temáticas crees que son de mayor aceptación y con cuáles te sientes más identificado?
S.N.- En mis actividades como escritor y periodista efectivamente he encontrado una positiva acogida en diversas publicaciones nacionales como extranjeras. En mis colaboraciones he tratado una multiplicidad de temas judíos que han sido aceptados y publicados con interés, todo depende de la calidad del material. Como crítico literario he escrito muy ampliamente sobre diversos sectores judíos cuyas obras he tratado de divulgar, entre ellos a Elie Wiesel, Primo Levi, Elías Canetti o Isaac Bashevis Singer. Ha sido muy gratificante enterarme que algunos lectores aprovechan mis críticas literarias para conocer la existencia de ciertos autores judíos y adquirir sus obras. Hace sólo algunas semanas el diario Excélsior publicó en forma muy destacada una serie de cinco artículos que escribí sobre el tema de "Jerusalén, 3000 años de historia".
FORO.- En lo que concierne a tu edición de libros, tenemos entendido que básicamente han sido obras de temática judaica o biografías de personajes judíos: ¿por qué no has considerado escribir sobre otros tópicos literarios?
S.N.- No siempre el contenido de mis libros han sido de temática judía, aunque si he escrito varios. Entre mi amplia creación literaria y ensayística hay libros de tema universal entre ellos: "Borges Acercamiento a su obra literaria" (1987); "Los espías de Dios Autores de fin de siglo" editado por la Universidad Autónoma de México, en 1992, que contiene treinta ensayos sobre autores de diversos países y diferente expresión literaria. Actualmente se encuentra en prensa un libro de crítica y análisis sobre literatura latinoamericana, donde estudio a veinte autores que entre los años 1930-50 han dado brillo a las letras en nuestro continente. Por otra parte como autor judío y como mexicano, he sentido la obligación de escribir y difundir algunas obras de tema judaico, entre los que se encuentran el ensayo biográfico literario: "Franz Kafka Conciencia de una época"; la premiada biografía que lleva por título: "Albert Einstein Un hombre en su tiempo", o "Elías Canetti El lenguaje de la pasión". Mención aparte merece mi traducción de autores yidish, como la selección de cuentos del autor Isaac Leibush Péretz, reunidos en el volumen que lleva por título: "Bonche, el callada y otros cuentos", o los numerosos ensayos publicados sobre los sefaraditas en la historia de España, o ese libro iniciático que lleva por título: "La madre hebrea".
FORO.- Recientemente viajaste invitado a Israel para escribir sobre los 3000 años de la ciudad de Jerusalén. Tuvimos la oportunidad de leer la serie de artículos que se publicaron en Excélsior, ¿tienes algún proyecto adicional sobre este mismo tema histórico?
S.N.- Durante mi visita a Israel viví y trabajé durante seis semanas sólo en Jerusalén. Como nunca antes en mis ya múltiples viajes, acompañado de mi esposa, tuve la enorme satisfacción de conocer, recorrer y enamorarme de esa bella e histórica ciudad. Entrevisté a numerosas personalidades y traje conmigo un enorme bagaje de conocimientos, libros y material informativo que me permitirán, tal vez, escribir algo mucho más amplio y completo, más significativo que sólo la serie de cinco artículos periodísticos a que haces referencia, mismos que han tenido amplia repercusión tanto en la comunidad como en el país. Por otra parte, se me han extendido invitaciones para dictar conferencias sobre el tema, lo que dependerá del tiempo que me permitan compromisos ya contraídos anteriormente.
FORO.- Como orador destacado, has tenido intervenciones en casi todos los sectores judíos; ¿crees en esta materia, y pensando a futuro, la comunidad judía cuenta con oradores competentes y que estén debidamente enterados de la problemática comunitaria?
S.N.- Se ha ido perdiendo esa tradición de la oratoria. No sólo se debe tener facilidad o el don para ello, sino que sobre todo se debe ser un buen expositor, con conocimientos, y poder llegar al público con la palabra precisa, certera y con juicios objetivos. Nuestro yishuv tuvo algunos distinguidos como lo fueron Víctor Mitran, León Dultzin, Yosef Tjornitzky o Avner Aliphas, entre otros.
FORO.- ¿Cuáles son tus perspectivas como escritor y periodista a mediano y corto plazo?
S.N.- Ante todo seguir creando diariamente como lo he venido haciendo desde hace 50 años. Los escritores por lo general no hablamos de nuestros proyectos hasta que están terminados, tal vez sea por superstición. Por ahora, he aceptado participar como conferencista en el homenaje nacional que el INBA ha organizado en honor de la escritora mexicana Rosario Castellanos, que falleció siendo embajadora en Israel; se me ha invitado a un importante jurado de novela; estamos por dictaminar el premio literario internacional de literatura Fernando Jeno, así como proseguir en mi cargo de Presidente de la Academia de Letras, en la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística. Todo ello sin abandonar mis permanentes colaboraciones en el suplemento cultural "El Búho" y dar término a un nuevo libro que me ocupa muchas horas diariamente. Lo más importante es que lo disfruto mucho...







Regreso al contenido | Regreso al menu principal