Tere Metta - Intelecto Hebreo

Son las:
04/07/2018
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Tere Metta

Colección y Consulta
Tere Metta
 Pláticas con una artista de la plástica
Por: Eva Beitman

Una pieza realizada por esta escultura, fue recientemente inaugurada, en las instalaciones del Colegio Monte Sinaí, ubicado en Carlos Echánove, dedicada a todas las mujeres activistas y en especial, a la Sra. Elvira Zaga.
En todas las épocas, han existido damas que han contribuido a difundir el altruismo de nuestra comunidad a favor de diferentes causas, sólo por nombrar algunas: Damas Pioneras, Wizo, Consejo Mexicano de Mujeres Israelitas, Damas Comunidad Monte Sinaí, Damas Comunidad Bet-El, Damas Comunidad Maguen David y varias más.
Conocí a Tere Metta cuando años atrás formábamos parte del Comité que año con año realizaba el Festival de las Artes Monte Sinaí, que representaba un estímulo en las distintas disciplinas artísticas, como la pintura, la escultura, la obra gráfica, la oratoria, la declamación y la música.
Al platicar con ella, nos ha dicho que: «Me inicié en la escultura y con el fin de profundizar más en el dibujo, me integré al taller de Eduardo Cohen (zl) y varias alumnas le ayudamos en el proceso de llevar sus bocetos a vitrales para ser colocados en el Colegio Monte Sinaí, junto con dos murales que también se colocaron ahí y que forman parte del acervo artístico del colegio.
«He trabajado cerámica, realizando una exposición en la Galería Misrachi, al lado de tres escultoras más; también he trabajado grabado y monotipo (obra gráfica). Realicé unos vitrales para el Templo Shaare Tefila en Bosques de las Lomas, basados en la Cábala y en los Sefirot (emanaciones divinas). La fuente fueron también iconografías que había realizado el maestro Eduardo Cohen».
Le pregunté: ¿Qué significan los vitrales dentro del contexto de un templo?, respondiendo «el templo es un lugar de meditación y de oración. Los vitrales generalmente son un complemento a esos momentos místicos que dan luz y color al espíritu. Entre los seis vitrales hay uno que tiene en su contenido, un árbol de la vida y en cada fragmento se ha logrado construir una narrativa, entre imágenes que parecen dialogar con el congregante». Agrega que: «un vitral es como un rompecabezas que se va armando a cada paso y que une símbolos y letras y palabras, creando un acercamiento entre lo interior y exterior. El colorido tiene una gran importancia, ya que permite resaltar la iconografía, que en este caso había sido pensada por el maestro. Cabe agregar que la luz ejerce un magnetismo especial sobre el color, cambiándolo a cada etapa del día. Los distintos rezos se ven acompañados por estas características. Las distintas figuras con sus luces y sombras, parecen unir lo terrenal con lo divino».
Para terminar nos comenta: «me he dedicado con más intensidad a la pintura al óleo y he experimentado con la grana cochinilla y pigmentos naturales, tales como el añil y el palo de Campeche. Expuse en el Centro Deportivo Israelita, una serie llamada 'Los sueños de la danza' un bailarín de nombre Diego Piñón, que realizaba la danza en mi taller, bailando danza japonesa llamada Butoh (danza de tipo expresionista) permitía con sus movimientos que yo pintara sin ver el papel. Fue una experiencia interesante y en la exposición estuvo presente el bailarín».
La artista ha tenido numerosas exposiciones tanto individuales como colectivas, cabe resaltar la de la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Distrito Federal en el 2004. En su futuro artístico tiene proyectadas varias como la de noviembre, patrocinada por El Chopo (Museo que se encuentra en remodelación) y que será presentada en la estación del metro Pino Suárez. Dicha exposición se basa sobre un poema de Muerte sin Fin, de José Gorostiza.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal