Tres tristes fechas - Intelecto Hebreo

Son las:
04/07/2018
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Tres tristes fechas

2° Lustro Rev. Foro

Tres tristes fechas
En la historia de los judíos de Turquía


Por: Elie A. Shaul (Los Muestros - Bélgica)
Adaptación al Castellano: Jacobo Contente

Nosotros los judíos originarios de España, sefaradim verdaderos, vivimos generalmente muy bien en el Imperio Otomano y después en la República turca de nuestros días.
Con la expulsión de los judíos de España en 1492 y la expulsión de los judíos de Portugal en 1496, miles de judíos dejaban sus países donde vivieron alrededor de mil quinientos años, trasladándose como refugiados en otros más hospitalarios, entre ellos el Imperio Otomano. En Turquía en aquellos tiempos reinaba el sultán Bayazid el Segundo (1481-1512).
Los judíos españoles fueron un elemento provechoso para la nueva patria, pues eran productivos y generosos. Los turcos por su parte eran buenos guerreros, pero les faltaba mucha organización en las tierras que conquistaban. Se puede decir que el elemento judeoespañol que llegó fue de gran ayuda en los campos económicos, científicos y mismo en la milicia. Prueba de ello fue lo que manifestó el sultán Bayazid: "Dicen que el Rey Fernando es una persona inteligente, pero él al arrojar a los judíos empobreció a su país y yo recibiéndolos enriquecí Turquía".

Ya que estamos hablando de la historia, debemos también señalar algunas verdades. El primer presidente de la República turca Kemal Ataturk decía que hay que hablar con la verdad, por eso debemos recordar las tres fechas tristes que pasaron los judíos sefardís en esa República; éstas son en los años de 1934, 1941 y 1942.
El primer golpe que se sintió en la República (1934) siendo presidente Ataturk y primer ministro Ismet Inonü, consistió en la propaganda antisemita que dirigía Djevat Rifat Atilhan, remedo de una Alemania nazista, que incluso le dio mucho dinero para efectuarla. El con sus amigos publicaban una revista antisemita con el nombre de "Mili inkilap" (Revolución Nacional) del mismo estilo que la antisemita "Der Sturmer". Las dos publicaciones presentaban artículos y frases en contra de los judíos, sin olvidar innumerables caricaturas que los ridiculizaban.
En el verano de 1934, empezaron los problemas contra los judíos, en Edirne Silivri, Lüleburgaz, Chorlu, Kirklareli, Gelibolu, Chanakale, etc. donde esa gente se había preparado para atacar incluso a los judíos en las calles; algunos entraron a sus casas y robaron todo lo que pudieron. Se dieron casos de ataques a mujeres solteras y casadas que fueron violadas. Por su parte la policía no intervino hasta que recibió la orden del mismo Ataturk para dejar en paz a los judíos, aunque el daño se hizo a miles de ellos, quienes perdieron gran parte de sus bienes y otros emigraron a ciudades más grandes como Estambul o a la otrora Palestina.
La segunda dificultad fue en 1941, año de la movilización de veinte clases militares, que incluía a no musulmanes. Miles de judíos de 20 a 40 años fueron movilizados llevándolos a campos en Anatolia, campos que eran cerrados y vigilados por musulmanes turcos fuertemente armados. Los guardianes les decían que ya no volverían a sus casas y que olvidaran a sus familiares. Este caso lo vivió mi hermano Robert Shaul, quien aparece en la foto que presento con sus tres primos y nuestro tío Gabriel Pinto.
Después en 1942 se expidieron impuestos sobre las riquezas con el objeto de deshacer económicamente a los no musulmanes, principalmente a los judíos de Turquía. No hubo ningún judío que no fuera afectado por las nuevas leyes, entre ellos mi padre el Dr. Avraam Shaul. Por si esto fuera poco, a los judíos pobres que no podían explotar, se les mandó a campos de concentración de trabajo "Ashka-la" de triste memoria.
El que suscribe estas líneas, en esa época estaba haciendo el servicio militar en Anatolia. Siendo dentista me dieron el grado de Teniente y por tener un buen amigo como General no sufrí todas las presiones racistas de la época. En ese entonces se temía mucho por la vida, ya que en Estambul (Ayvansaray) cerca del hospital judío se estaban construyendo unos hornos crematorios con una chimenea alta. Yo con mis propios ojos la vi y escuché los comentarios de que eran para quemar a nuestro pueblo.
También en Izmir en el parque de Bahribala cerca de Konak, se construyó algo similar, pero afortunadamente los sucesos históricos y la política fueron cambiando y nunca se llegaron a usar.
Con esto cumplo con un deber de recordar tres aflicciones de los judíos en Turquía que fueron influenciadas principalmente por los nazis que reinaban en Europa y cuyo poder llegó hasta los Balcanes.
Los resultados de esas tres fechas se reflejaron en la población judía de Turquía, que disminuyó notoriamente con una emigración casi masiva a varios países, incluyendo Palestina, región que más tarde constituiría el Estado de Israel.
Recordando las palabras de aquel primer sultán (Bayazid) que nos recibió, hoy puedo decir, pero a la inversa: "Que con esos tres golpes Turquía perdió a la mayoría de sus judíos y el Estado Judío se enriqueció recibiéndolos". Estos hechos y expresiones, tal vez sean un juego de la historia.




Regreso al contenido | Regreso al menu principal