Un punto de vista - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Un punto de vista

2° Lustro Rev. Foro

Un punto de vista


Por: Nissim Mansur
Oct. 15/2011.

Ante un país tan tremendamente ensangrentado como hoy lo es México, los que no somos políticos o gobernantes nos preguntamos ante tanta sangre y tanto horror: ¿Pudo haber otro camino y no el infierno en que estamos viviendo?

Viene a mi mente una historia ya pasada; se desarrolló en Estados Unidos. Y es la siguiente:

Corrían los días en el año 1940. Los Estados Unidos entran finalmente en la Segunda Guerra Mundial. El país más poderoso del mundo pronto se convirtió en arrollador fabricante de armas del planeta.

Pero no obstante su extraordinario poder en todos los órdenes, se pensó atinadamente que no todo estaba bajo su poderío; que para tener mayor éxito, necesitaba de una colaboración adicional, entonces imprescindible: la de la poderosa mafia   que dominaba absolutamente los bajos fondos del país.

Y vaya que se necesita humildad para pensar y actuar en consecuencia. Por ese tiempo el Capo de todos los Capos de la mafia era Charlie "Lucky" Luciano. Pero Lucky Luciano ya estaba en prisión.


Salvatore "Lucky" Luciano
(29 Nov. 1897 - 26 Enero 1962)

El gobierno mediante su Inteligencia Militar llego a un acuerdo con el máximo  Capo de aquel país. Se precisaba  una total armonía interna para poder ganar la guerra; pues entre otras cosas, era imprescindible que los muelles del país funcionaran   bien sin huelgas ni sabotajes. Cosa que finalmente sucedió.

Durante y después de la guerra, los militares y las agencias de inteligencia utilizaron las conexiones de Luciano para acabar con la influencia negativa en los grupos de trabajo, y en los gobiernos locales. A cambio de su cooperación, se le permitió    dirigir su imperio del crimen sin obstáculos desde su celda en prisión.

En 1946 como recompensa por su valiosa cooperación durante la guerra, se le concedió lo que se había pactado de parte del gobierno; además de su libertad condicionada a una deportación al lugar que lo vio nacer, Sicilia, provincia de Italia;    sin ningún derecho a volver a los EE.UU.

A modo de reflexión, se puede uno imaginar que el gobierno estadounidense de aquél entonces, tenía la posibilidad de actuar de manera distinta para resolver los problemas a que se enfrentaba; tal vez el uso de la fuerza lo impondría…pero no fue así, tuvo la audacia y humildad de ir a pactar con un peligroso reo encarcelado, para conseguir su colaboración, evitando el derramamiento de sangre dentro de sus fronteras en una época de por sí tan conflictiva.

En concreto, planeó y ejerció una política convenientemente sin el uso de la fuerza, elemento que advirtió tomaría mucho tiempo para cambiar las cosas, o tal vez, simplemente no las cambiaría, pues muchas de sus causales son parte de    la misma naturaleza humana.

Se que es hablar a "toro pasado" pero en nuestro caso, la estrategia seguida por el actual gobierno en contra del crimen organizado, parece que no resulta y los ríos de sangre continúan.

Esto simplemente es un punto de vista…pero cabe la reflexión.



Regreso al contenido | Regreso al menu principal